La Corte Suprema dispuso en su fallo un plazo de 120 días para que las partes establecieran las condiciones en que se cancelaría la deuda. Caso contrario, lo resolvería por sí misma. 

La provincia de San Luis decidió entonces presentar en el expediente respectivo una liquidación del monto adeudado, para lo cual aplicó la tasa activa del Banco de la Nación lo cual arrojó un monto de $ 9.020 millones.

El entonces Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas impugnó en 2016 esa liquidación y propuso otra, que dio como resultado un monto de 7.222 millones de pesos.

Al mismo tiempo, la Secretaría de Provincias (de la cartera de Interior) mantuvo negociaciones con el Fiscal de Estado de San Luis, quien propuso un acuerdo en torno de esa última suma: que el Estado nacional afronte el pago del pacto de cuota litis del abogado representante en el proceso (del 4%). 

La Casa Rosada consideró inviable esa propuesta y analizó la posibilidad de ofrecer a la provincia la suma que surja de aplicar el 6% de interés anual. Por lo tanto, el monto de la deuda con San Luis sería de 5.656,8 millones de pesos, indicaron desde la Jefatura de Gabinete.

Al margen de la presentación a la Corte Suprema de Justicia para dar cumplimiento al fallo respectivo, el tema fue considerado semanas atrás en una reunión entre el gobernador puntano, Alberto Rodríguez Saá con el titular de la jefatura de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio.

En ese encuentro se encomendó al Ministerio de Hacienda el análisis en detalle de las distintas variables y montos a considerar con el objeto de formular una nueva propuesta a la provincia, que se realizará a más tardar en abril.

Fuente: Ámbito

 

 
 
 
 
 
 
 

Traductor/Translate