Una explosión sacudió el metro de San Petersburgo, en Rusia, dejando al menos 10 muertos y 50 heridos, según reportes de agencias locales. El hecho ocurrió en la estación de la Plaza Sennaya, una de las más concurridas del sistema.

Al parecer, la explosión inicial fue causada por un artefacto, según indicó la administración del metropolitano de la antigua capital zarista. Las autoridades reportaron que investigaban densas columnas de humo en el lugar. Las fotos compartidas muestran a un vagón dañado por la explosión y a varias personas en el suelo y los servicios de emergencia confirmaron que se produjeron explosiones en dos vagones de dos estaciones del tren subterráneo de la ciudad, aunque otras versiones se mantenían en una sola detonación.

"Según las primeras informaciones, diez personas resultaron muertas y 20 heridas", indicó una fuente del ministerio de Situaciones de emergencia ruso a la agencia Interfax, información corroborada por la agencia oficial TASS. Luego, la cifra se actualizó a medio centenar de heridos.

Putin y el presidente de Bielorrusia, Alexánder Lukashenko, habían programado reunirse en la ciudad para tratar de rebajar la creciente tensión que se ha instalado entre sus países desde la crisis ucraniana y los pasos dados por Minsk para aproximarse a Occidente.

Las autoridades hallaron otro artefacto explosivo sin detonar en la estación de Plaza Vosstaniya y fue neutralizado por los equipos de seguridad.

El jefe del comité de Defensa y Seguridad del Senado ruso, Víctor Ozérov, dijo que, "por supuesto, se dan todos los indicios de un atentado terrorista".

Fuente: Infobae

 

 

 
 
 

Traductor/Translate