La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a través de la Aduana, secuestró en Córdoba unas 579 pastillas de éxtasis valuadas en $ 350.000. Las mismas pretendían ser ingresadas al país por correo postal internacional, aparentemente para ser vendidas en fiestas electrónicas.

Los comprimidos de éxtasis estaban camuflados en paquetes identificados con inscripciones como Heineken, Warner Bros y Music On, que provenían de Holanda. 


 El secuestro fue la culminación de una extensa investigación donde funcionarios de la AFIP alertaron una gran cantidad de envíos postales internacionales provenientes de Holanda. Estas sospechas dieron lugar a posteriores allanamientos, en colaboración con la Policía Federal Argentina, en las direcciones de destino de la mercadería.


Durante los procedimientos, realizados en Villa Rivera Indarte y Río Ceballos, también se secuestró documentación referida a "maniobras de contrabando desplegadas por los destinatarios", además de marihuana, cocaína y dinero en efectivo.

El fiscal que interviene en la causa ordenó la detención de dos ciudadanos argentinos señalados como los presuntos distribuidores locales de la droga, que según difundió la AFIP, tendrían como fin ser comercializadas en fiestas electrónicas.

 

 

 
 
 

Traductor/Translate