Carina Di Marco, la madre de la nena abusada y asesinada por su padrastro, Lucas Gómez, el principal sospechoso de su muerte, decidió no hacer declaraciones frente a la jueza Virginia Palacios, quien la citó a indagatoria en el día de ayer.

La abogada de la madre de Florencia Karina Mantelli, por su parte, no solicitó prórroga de ocho días que la asisten, por lo cual su situación procesal se resolverá en las próximas 48 horas y con los elementos existentes. 

Carina le dijo a su abogada que desconocía los abusos y que no estaba al tanto de nada. Según Mantelli, la conducta de Carina se encuadra en el de una mujer víctima de violencia de género, lo cual explicaría que se animara a acusar a Gómez después de su detención.

Esteban Roche, el fiscal, dijo que “se presume que Carina Di Marco estaba en conocimiento de los abusos, y que adoptó una conducta pasiva, cuando debía ser garante”. “Declaraciones de entre 5 y 7 personas, que indican que Florencia comento que el padrastro la acariciaba mucho, la había manoseado, estos docentes se lo comunican en una reunión, y ella adoptó una actitud pasiva. Dijo que Florencia era mentirosa y adoptó una actitud de defensa de Gómez”, afirmó Roche.  

Fuente: El Diario

 
 
 
 
 
 
 

Traductor/Translate