Por mayoría, Concejo Deliberante convirtió en ordenanza la actualización de la tarifa del servicio en la ciudad de San Luis. Ahora, la bajada de bandera costará $22,30, mientras que la ficha cada 180 metros y por minuto de espera será de $2,20. Además, el horario nocturno, entre las 22 y las 6 y los domingos, tendrá un monto adicional del 10%.

Luego de la aprobación de la medida Jorge Fernández, de la Asociación de Titulares de Taxis, dijo: “estamos conformes, es un alivio para el sector”, aunque aclaró que “todavía nos encontramos por debajo de lo solicitado ya que sufrimos las subas no solo en los insumos y mantenimiento de los vehículos, sino en gastos que tenemos en la vida cotidiana”, indicó.

El presidente de la Comisión de Transporte y concejal por Frente Para la Victoria, Roberto González Espíndola, señaló durante el debate que “es una obligación la readecuación de la tarifa porque el aumento de los precios y la inflación está afectando a todos los sectores y el de taxis es uno de ellos”.

Con la suba del 20%, “creemos que estamos defendiendo no solamente al propietario, sino también a los usuarios para que este aumento no sea un tarifazo”, aseguró Espíndola.

Juan Domingo Cabrera de Compromiso Federal, sostuvo que “no se ha hecho un estudio como corresponde de lo que se tiene que contemplar para un aumento. Este aumento no es para el trabajador ni para el sector, sino que es un beneficio para los empresarios”, concluyó.​

 
 
 

Traductor/Translate