Este viernes se verá gigante y luminoso debido a su acercamiento con la Tierra, el lunes estará en conjunción con la Luna, y el martes participará en un triángulo astral.

Quienes este viernes, desde las 20:04, fijen sus miradas justo sobre el este notarán la presencia del quinto planeta del sistema solar, que lucirá semejante a una intensa “estrella” blanquecina. El motivo del llamativo fenómeno se debe a que horas antes, puntualmente a las 18:38, Júpiter y la Tierra habrán llegado a la menor distancia posible del 2017, separados por poco más 666 millones de kilómetros.

El lunes 10, desde el anochecer, Júpiter y la Luna, prácticamente llena, se verán juntos en una misma región del cielo, separados por tan solo 2,5 grados el uno del otro.

En tanto que el martes 11 a las 3 de la madrugada, según información suministrada por el Planetario de San Luis, el gigante gaseoso, la azulada y principal estrella Alfa de la constelación zodiacal de Virgo, llamada Espiga, y la Luna -que exactamente a las 3:07 ingresará en fase llena- formarán al noroeste un perfecto triángulo astral en el cielo por el que sin dudas valdrá la pena madrugar.

 

 
 
 

Traductor/Translate