La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARD) habían vinculado, en 2011, el uso de celulares con un posible riesgo de cáncer cerebral en seres humanos. Pero el Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS) de España, un órgano independiente formado por expertos de diferentes ámbitos, confirmó que el uso de celulares no causa problemas en la salud por la baja radiación electromagnética que emite. En consecuencia, no aumenta el riesgo de cáncer cerebral.

"La evidencia es sólida y contundente, llevamos entre 15 y 20 años con un uso tan masivo de estos dispositivos y, de haber alguna relación, ya se tendría que haber observado de alguna forma", afirmó Francisco Vargas, director científico de esta entidad.

Este trabajo analizó las últimas evidencias científicas sobre la materia entre 2013 y 2016.

La investigación tampoco confirmó que exista un mayor riesgo de tumores cerebrales en personas expuestas a radiofrecuencias emitidas de antenas de telefonía móvil, radio y TV.

Además, el estudio reconoció que la radiación electromagnética emitida por los celulares y sus efectos en la capacidad reproductiva de hombres y mujeres aún continúa en debate. Algunas investigaciones sugieren efectos sobre el esperma, pero "el análisis conjunto concluye que no hay evidencia de alteraciones".

Por otro lado, el informe también afirmó que el uso de celulares durante el embarazo no interfiere en el mismo y en la salud del bebé. No existe un mayor riesgo de alteraciones en el feto, bajo peso al nacer o complicaciones durante el parto. "Resulta tranquilizador para los ciudadanos", dijo Vargas.

Asimismo, el director agregó que los últimos estudios exponen que las nuevas fuentes de radiofrecuencia, como el 4G-LTE, ofrecen una mejor calidad y mayor velocidad "sin aumentar la exposición de la población" y con niveles más bajos que los sistemas anteriores.

Vargas lamentó que circulen muchos "falsos mitos o ideas no contrastadas" sobre los posibles efectos que tienen para la salud las radiofrecuencias. Esto ha generado hasta campañas a favor de retirar los equipos 'wifi' de algunos colegios.

Por este motivo, en el estudio proponen más actividades informativas para favorecer un uso razonable de las nuevas tecnologías, sobre todo, durante la infancia y la adolescencia.

Vargas agregó que estos dispositivos "son más peligrosos por su uso inadecuado que por las radiofrecuencias que emiten".

Fuente: Urgente24

 
 
 

Traductor/Translate