La imprudencia le jugó una mala pasada a un hombre de 40 años que se trasladaba en una Toyota Hilux, por la ruta 40, sobre la que había efectivos policiales realizando un operativo de control vehicular.

Fue en Neuquén. El hombre realizó un sobrepaso indebido y los efectivos salieron tras él. Después de una persecución, los policías lo alcanzaron y observaron que la camioneta no tenía patente. Pero la mayor sorpresa se la llevaron al ver que en el interior había numerosos bolsos que contenían cerca de 4 millones de pesos, sin la documentación correspondiente, por lo que el hombre emprendió la fuga y lanzó los bultos desde la camioneta.

Al continuar la persecución, el vehículo estacionó bruscamente en la intersección de la Ruta 40 y la Ruta 23, el hombre se bajó del rodado e intentó escapar. No lo logró porque fue cercado y detenido.

Fuente: DyN/Infobae

 

 

 
 
 
 

Traductor/Translate