Luego de varias denuncias por violencia de género, Marcelo Darío Aguilar está detenido por agredir a la madre de sus dos hijas, que debió ser trasladada al hospital.

María Concepción Guerrero había concurrido a un evento folclórico en la escuela, donde trabaja de ordenanza durante la semana, y alrededor de la 1:30 del sábado, retornaba, por la calle Los Andes, a su hogar.

La mujer no logró llegar a su casa, sana y salva. En el camino, Marcelo Aguilar la increpó y la golpeó, una vez más, en su rostro. Violando la prohibición de acercarse a su exmujer, que le dictó la Justicia en febrero.

El hermano de la víctima, Ramón Guerrero, relató, a este medio, que “en las cámaras de seguridad del colegio se puede apreciar cómo este tipo andaba merodeando por la zona”.

“María tiene la boca muy hinchada, sus ojos no los puede abrir, ahora se encuentra medicada y tuvo que concurrir al hospital por los golpes que recibió”, detalló y agregó que “recién a las 17 detuvieron al agresor”.

“Esta persona golpeó a nuestros padres y a mi hermana la desfiguró en febrero de este año, hicimos la presentación en la Justicia y ni siquiera lo detuvieron”, recordó el hombre y explicó que “Aguilar es inspector de tránsito en la Municipalidad y tiene comprobada connivencia con la Policía”.

Fuente: El Chorrillero

 

 
 
 

Traductor/Translate