El Sindicato de Docentes e Investigadores Universitarios (SiDIU) y la Asociación de Docentes Universitarios (ADU) repudiaron ayer por la noche la represión a los docentes que intentaban montar una carpa frente al Congreso de la Nación, en Buenos Aires.

SiDIU, aparte de cuestionar el proceder de la policía, solicitó la “liberación de los detenidos” y responsabilizó “al Gobierno Nacional por lo ocurrido”.

“Alertamos a toda la población sobre la evidente baja intensidad democrática del Gobierno de la alianza Cambiemos. Neoliberal en lo económico, conservador en lo político y claramente antitrabajador y represor”, dijo el Sindicato en un comunicado.

“No responderemos a ninguna provocación pero no dejaremos las calles, que siempre fueron nuestras. Nuestra solidaridad y apoyo a todxs y cada unx de lxs maestrxs y docentes del país. Nos mantenemos informados, alertas, sensibles y fuertes”, agrega la nota.

Mientras tanto, ADU también repudió la represión a través de un escrito y sostuvo que “el accionar violento, autoritario y desmedido de las fuerzas policiales, quienes cumplían órdenes de presidencia, es una clara respuesta antidemocrática de parte un Estado que no quiere dialogar y que en más de un mes de conflicto docente, no ha puesto voluntad para resolver la crisis salarial del sector”. El sindicato también exigió que liberen a los docentes detenidos y apeló a todos los colegas a solidarizarse con ellos y a sumarse “a un Plan de Lucha Nacional que crece y que tiene como único objetivo la defensa de la Educación Pública”.

Los docentes de CTERA trataron de levantar una “escuela pública” cerca del Congreso de la Nación para visibilizar el conflicto generado por la negativa del Gobierno Nacional a realizar paritarias, pero la Policía Federal y la Policía de la Ciudad desalojaron violentamente el espacio público donde se montaba la carpa y detuvo a 4 docentes.

 

 
 
 
 
 
 
 

Traductor/Translate