El Ministerio de Trabajo puso en marcha una investigación para combatir el trabajo en negro en los barrios privados de Juana Koslay ya que existen sospechas de que habría evasión de las contribuciones patronales correspondientes para empleados de seguridad, personal de mantenimiento, doméstico y a los obreros que construyen edificios.

Paralelamente, inspectores y miembros de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) visitan las lujosas viviendas que actualmente se encuentran en construcción para comprobar que cumplan con las condiciones de seguridad adecuadas y que posean los documentos relativos al riesgo de obra. Asimismo, revisan las condiciones en las que los empleados están trabajando.

La documentación requería deberá ser presentada en el ministerio y quienes no estén en regla, deberán afrontar multas que van desde los $10.000 a los $500.000 pesos por cada trabajador.

Fuente: Noticias de Juana Koslay

 

 
 
 
 
 
 
 

Traductor/Translate