Los medios de Bahía Blanca y alrededores alertaron rápidamente al hacerse eco de las denuncias que aparecieron en las redes sociales durante las últimas horas. Pablo Cuchán, condenado a 18 años de cárcel pero liberado tras 11 de cumplimiento efectivo por el asesinato y descuartizamiento de Luciana Moretti, en 2004, y recientemente por amenazar a una expareja, causó impacto en la aplicación para buscar pareja Tinder, donde apareció un perfil a nombre de Cuchán y generó el repudio social.

Frente a este inminente peligro, piden que el descuartizador vuelva a la cárcel

Pablo Víctor Cuchán mató, descuartizó y quemó en el fogón de la casa de sus padres de Ingeniero White a Luciana Moretti, una joven de 15 años que era vecina suya. Tras el asesinato fue condenado a 18 años de prisión pero en 2016 obtuvo la libertad asistida y se instaló en Monte Hermoso, donde fue declarado persona no grata y hasta los comerciantes se negaban a atenderlo.

La semana pasada la abogada de la familia Moretti denunció que Cuchán persiguió, insultó y le cruzó el auto a una ex y por eso debe volver a prisión. Entonces la ex del descuartizador hizo una exposición en la comisaría local, con el aval de testigos porque el hecho ocurrió en pleno centro del balneario, donde hay cámaras de seguridad.

El Tribunal, en fallo dividido, le otorgó al asesino la excarcelación en abril de 2016 porque la sentencia del caso Moretti aún no está firme y el Servicio Penitenciario calificó con 10 la conducta de Cuchán como interno.

Fuente: Clarín

 
 
 

Traductor/Translate