La Policía Nacional española desmanteló la más grande red internacional de distribución de pornografía infantil que funcionaba través del servicio de mensajería instantánea WhatsApp. En total, hubo 39 detenidos y 135 personas identificadas en varios países, de las cuales 11 son argentinas.

La operación iniciada por la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT) de la Policía Nacional permitió analizar e identificar 96 grupos de temática pedófila en el chat con usuarios de 18 países de Europa, Centroamérica y Sudamérica.

Con la coordinación de los cuerpos internacionales Europol e Interpol, 17 fueron capturados en España, seis en Colombia, cuatro en Italia, dos en Alemania, tres en Bolivia y los restantes en Costa Rica, Paraguay, Chile, El Salvador y Portugal.

La investigación fue iniciada en junio de 2016 por la UIT y desde entonces se analizaron más de 360.000 archivos caracterizados por "un evidente trato vejatorio y una desmesurada brutalidad sobre las víctimas, de edades comprendidas entre cero y ocho años".

Sólo en España, se llevaron a cabo 19 allanamientos en domicilios en los que incautaron 23 teléfonos móviles, siete computadoras portátiles, una tablet, tres cámaras fotográficas, diez discos rígidos externos, diez pendrives, nueve tarjetas SD de gran capacidad de almacenamiento y 64 DVD.

"Son imágenes denigrantes para la dignidad humana. Hay una exhibición de un esfuerzo físico y sexual hacia los menores que pone los pelos de punta", ilustró hoy en Madrid el comisario jefe de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional, Rafael Pérez.

La operación bautizada como "Tantalio" representa la primera acción internacional conjunta contra la pornografía infantil en la Unión Europea (UE) coordinada a través del Grupo de Acción Contra el Cibercrimen con sede en La Haya, resaltó la Policía.

Fuente: Infobae

 
 
 

Traductor/Translate