El martes, un hombre fue detenido en San Luis por utilizar cheques robados para tratar de comprar una camioneta. Los cheques tenían un valor de 50 mil pesos y pertenecían a la Asociación de Docentes Universitarios. Habían sido sustraídos en enero de 2016.

Ávila se encuentra detenido en la Comisaria Primera, por estafa. 

El sujeto acudió a una concesionaria del centro de San Luis donde quiso comprar una Pick Up Volkwagen Saveiro blanca. El vendedor que atendió a Ávila se percató de que había algo extraño en los cheques de 50 mil pesos ya que estaban a nombre de la Asociación de Docentes Universitarios y tenían el sello de “Socio Gerente”, en vez de tener el nombre de alguna autoridad del gremio.

El vendedor consultó entonces al gremio para comprobar la procedencia de los cheques y la secretaria de la asociación le confirmó que pertenecían a dos chequeras que fueron robadas en enero de 2016.

Tanto el comerciante como Campos comunicaron a la Comisaria Primera lo sucedido y los policías decidieron acompañar al vendedor para realizar la transacción final, en la que Ávila les entregaría un último cheque de 50 mil pesos, transacción que harían en la casa del comerciante, en calle 25 de Mayo.

Apenas apareció la policía alrededor de las 18, un hombre y una mujer huyeron en la camioneta Saveiro que estaba a pocos metros de la vivienda del denunciante.

La policía logró finalmente dar con la camioneta a unas seis cuadras, en la intersección de San Martín y Buenos Aires. Ávila es mecánico y oriundo de Mendoza, y sus aparentes cómplices lograron huir dejando la camioneta sin las llaves y las ventanas bajas.

 

Ávila adujo frente a la policía que no quería comprar la camioneta pero se comprobó que los cheques eran robados. Fue detenido y está alojado por estafa en una celda de la Comisaria Primera.

 

En cuanto a los cheques ya fueron denunciados como robados lo que los deja sin efecto.

 

 
 
 
 

Traductor/Translate