En declaraciones al programa que conduce Roberto Navarro por Radio 10, Alberto Rodríguez Saá dijo que no fue invitado a la reunión de los gobernadores en Entre Ríos para debatir sobre la postura en común que sostendrán ante la presentación judicial de la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, en la que pide un mayor porcentaje de coparticipación para su provincia.

“Es una celada que pone la Nación para quedarse con la coparticipación federal. No entiendo como algunos gobernadores facilitan estas acciones”, dijo, y calificó a algunos de sus pares como “bastante funcionales al Gobierno nacional”.

“Este fue un acuerdo que nació en la época de Alfonsín y fue ampliamente ratificado en el tiempo; por sobre ese acuerdo después vino la reforma de la Constitución Nacional que dictó las reglas de juego. Ahora, es un disparate querer revisar eso por sobre la Constitución Nacional, los acuerdos y pactos realizados”, agregó.

En otro tramo de la entrevista, Alberto acusó al Gobierno nacional de una “tremenda discriminación con San Luis”, y de tener “mala fe y falta de diálogo”: “Yo no voy a cambiar mientras el Gobierno no cambie respecto a esta situación”, advirtió, y aseguró que se comporta con el Poder Ejecutivo “según los intereses de mi provincia y las reglas de la Constitución Nacional”.

También habló sobre las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias que se desarrollarán el próximo domingo, y las calificó como “una enorme encuesta”. “La peor parte se la lleva el Gobierno, que si no logra un triunfo deberá repensar todo”, indicó.

Al ser consultado sobre la candidatura y posible llegada al Senado de la Nación de Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador consideró que “sería bueno que gane la elección por una buena diferencia, aunque Buenos Aires no es todo el país. Lo importante es lograr un programa político”.

Nota: Andrés Acosta / ANSL

 

 
 
 

Traductor/Translate