Dos directores suplentes fueron encontrados copiándose en el concurso de jerarquía directiva de Mendoza, para el que rindieron 3.576 postulantes el 31 de julio pasado. Uno de los copiones se "ayudó" con 10 machetes.

El lunes pasado la Dirección General de Escuelas concretó el primer examen de ese concurso en dos zonas: Norte, que dispuso de las facultades de Filosofía y Letras, Derecho, Ciencias Políticas y Sociales, y en los BACT (bloques de aulas comunes y Tecnológicas) de la UNCuyo; y Sur, donde los aspirantes rindieron en 27 salas de la Escuela Nº4-087 Manuel Ignacio Molina, en San Rafael.

Allí se presentaron quienes pretendían cargos jerárquicos en Nivel Inicial, Primario, Secundario, de jóvenes y adultos, Educación Especial y centros de capacitación para el trabajo (CCT). Para esto habían recibido durante meses una capacitación de la Subsecretaría de Planeamiento y Evaluación de la Calidad Educativa y la Dirección de Educación Superior.

Este primer examen era escrito, por lo que se dispuso de veedores para controlar los exámenes en cada lugar.

A uno de esos veedores que estaba a cargo de una sala de San Rafael le pareció al menos sospechosa la actitud de uno de los aspirantes que salía a cada rato al baño. Trascendió que el hombre en cuestión había avisado antes de comenzar el examen que esa situación lo ponía nervioso "y los nervios le daban ganas de orinar".

Sin embargo, no fue demasiado difícil detectar que ese aspirante traía algo entre manos: "Lo pescaron in fraganti con 10 machetes y en el momento se labró un acta ante un escribano y se dio aviso a las autoridades de mesa. Se trata de un director suplente de una escuela secundaria técnica de San Rafael", confirmó Francisco Fernández, director de Asuntos Jurídicos de la DGE.

"Debido a que el aspirante a director es docente titular y ejercía aquel cargo como suplente, ahora la Dirección de Secundaria evaluará sus antecedentes. Allí se deberá decidir si se lo toma como titular (por el cargo de base que tiene), se lo enviará a la Junta de Disciplina, donde podrá hacer su descargo; ahora, si se lo contempla como suplente con un informe motivado y fundado de su superior (en este caso un supervisor), se le puede dar de baja en su cargo y por un año no podrá presentarse a concursar ningún cargo", precisó Fernández.

Otro caso de aspirante copiador se dio en la zona Norte. Aquí, quien fue descubierto copiando sería un aspirante de una escuela secundaria de Educación Especial. “También era un directivo suplente que usaba para copiar un dispositivo similar a un audífono", contaron. Se especula con que el aspirante a director contaba con alguien que le transmitía información por el dispositivo.

Después del descubrimiento se aplicó el mismo protocolo, solo que aquí intervino la Dirección de Educación Especial, que será quien deberá expedirse sobre la sanción que se le aplicará a este docente.

Los 3.576 postulantes que rindieron el concurso buscan quedarse con alguno de los 900 cargos vacantes que hay en esa jerarquía en la provincia.

Ahora, la dirección de cada especialidad evaluará la sanción que se aplicará en cada caso.

Fuente: DiarioUno

 
 
 

Traductor/Translate