Pretenden que los recorridos unan el barrio con el centro puntano como les habían prometido a principios de agosto. Actualmente deben abonar 2 pasajes para llegar a la ciudad de San Luis.

El barrio se encuentra a la vera de la Autopista de los Puquios.

Foto: Mercedes Pucci

Redacción  de El Chorrillero

Un funcionario y una concejal de Compromiso Federal les habían adelantado a los vecinos días antes de las PASO, que el 1º de septiembre comenzaría a funcionar el servicio.

Hasta el momento no hubo cambios, con respecto a la situación de 2016, por eso los vecinos se reunirán este viernes para determinar qué medidas llevarán adelante.

El barrio, inaugurado en junio del año pasado, cuenta con un servicio urbano, que ingresa a las calles principales y culmina en la Terminal de Ómnibus.

Los habitantes le han solicitado al intendente Andrés Vallone, a las secretarias de la Vivienda y de Transporte, desde la entrega de los hogares que el servicio sea interurbano, es decir que ingrese a la ciudad de San Luis, para aliviar el tiempo de espera y la carga económica de los usuarios.

Otro de los reclamos es la frecuencia que tiene el transporte urbano que cubre el sector. El último colectivo ingresa a las 18:40, por ende aquellas personas que deban retornar a sus hogares después de esa hora, tienen que caminar alrededor de 3 kilómetros (desde el supermercado Aiello de Juana Koslay hasta el ingreso al barrio).

Este tramo es propiedad de un hombre que permite el tránsito de los vecinos, sin embargo el camino no cuenta con luces y es de tierra, por lo que los días de lluvia se agrega otra complicación, según manifiestaron los vecinos.

El 4 de agosto les prometieron que el servicio interurbano se iba a implementar el 1° de septiembre.

El secretario de Transporte, Enrique Cabrera, asumió el cargo el 18 de agosto y el 23 se reunió con Vallone para delinear un plan que abarque al barrio 274 Viviendas y a Dónovan. Hasta el momento no hay novedades. Desde la  redacción de San Luis Informa, suponemos  al conocerlo, que Cabrera hará un gestión de  excelencia, como también  sabemos que  al asumir encontró la secretaria de transporte en un caos. El  mismo Cabrera, tiene capacidad  de gestión y rapidez para resolver problemas, sabemos  que si quiere  podrá logarlo.

Los rumores que llegan a los habitantes indican que se trataría de un servicio similar al que brinda la empresa Polo, que ingresa a los barrios de Cruz de Piedra.

Una vecina, Mercedes Pucci, anticipó, a este medio, que el viernes a las 20 han programado, junto a otros habitantes, una reunión en el espacio verde del barrio para debatir la problemática que enfrentan diariamente.

 
 
 

Traductor/Translate