“Fue una experiencia excepcional y muy humana, en un territorio adverso y diferente al de San Luis”

Los seis oficiales con los cinco canes regresaron este miércoles a San Luis. Hallaron un bolso, una campera y una mochila que sumaron a la causa

El auxiliar Eduardo Becerra (izquierda), y el subcomisario Víctor Herrera, segundo jefe de la División Canes de la Policía provincial.

A las 4 de la madrugada de este miércoles llegó a la capital puntana la comitiva integrada por seis oficiales de la Policía provincial junto a los cinco canes que participaron del rastrillaje ordenado por la Justicia Federal de Esquel, Chubut, en busca de rastros de Santiago Maldonado, el artesano que desapareció el 1 de agosto pasado.

“Fue una experiencia excepcional, muy humana, donde vimos el trabajo de los efectivos junto a los canes en un territorio que es muy adverso y diferente al de San Luis”, expresó a ANSL el subcomisario Víctor Herrera, segundo jefe de la División Canes de la Policía provincial.

A la comitiva puntana le asignaron el rastrillaje de 30 hectáreas en un tramo de ambas márgenes del río Chubut, donde los perros demostraron la eficacia de su entrenamiento al hallar un bolso, una campera y una mochila que fueron incorporadas a la causa.

Integraron la comitiva el oficial principal Héctor Gatica, con el pointer “Apolo”; el oficial César Sosa, con el labrador “Arles”; el auxiliar William Magallanes, con el can “Beka”, de raza San Huberto; el auxiliar Eduardo Becerra con “Atuk”, un labrador dorado; y el auxiliar Leonardo Lucero, con “Humo”, un ovejero alemán entrenado para grandes áreas y “colapsados”.

 

 
 
 
 
 
 
 

Traductor/Translate