Se trata de una infección bacteriana que se adquiere por la picadura de una garrapata infectada. Muchos artistas internacionales como Avril Lavinge, Thalia y richard Gere, padecen dicha enfermedad.

El Lyme es una infección bacteriana que se adquiere por la picadura de una garrapata infectada. Usualmente, el primer síntoma es un sarpullido que puede verse como una escarapela, pero no todas las personas presentan este primer problema.

Se detectó por primera vez en los Estados Unidos en 1977, en el pueblo llamado Old Lyme, en Connecticut. La misma enfermedad ocurre en muchas partes de Europa y Asia.

Es causada por la bacteria llamada Borrelia burgdorferi (B burgdorferi). Las garrapatas de patas negras y otras especies de estos bichos pueden portar estas bacterias. El insecto las adquiere cuando pican ratones o venados infectados con dicha bacteria.

Lo que puede llegar a ocurrir es que a medida que la infección se disemina la persona je contagiada por la bacteria puede padecer de fiebre, dolor de cabeza, dolores corporales, rigidez del cuello e inclusive cansancio.

Es un problema muy difícil de diagnosticar debido a que muchos de sus síntomas son parecidos a los de una gripe u otro tipo de enfermedades. Además, puede ocurrir que el sujeto nunca haya notado la picadura de la garrapata. Su proveedor de salud observará sus síntomas e historia clínica para determinar si usted padece la enfermedad de Lyme.

Hay ciertos antibióticos que pueden curar la mayoría de los casos de la enfermedad de Lyme.

Pero lamentablemente, actualmente no hay ninguna vacuna eficaz para la enfermedad de Lyme, pero los antígenos principales en los que se basan los estudios son las lipoproteínas OspA y OspC. OspA es una proteína que se expresa en gran cantidad en las Borrellia en el intestino de las garrapatas, pero una vez que infectan la sangre, sus niveles se reducen y aumentan los de OspC. Se piensa que OspA podría ser responsable de la adhesión de las bacterias al intestino de las garrapatas y OspC se encargaría de la migración de las bacterias hacia las glándulas salivares y de la infección de animales.

Avril Lavinge, Thalia y Richard Gere son algunas de las figuras internacionales que portan dicho problema.

La joven cantante canadiense, Avril Lavigne, compartió en el 2015 con sus miles de seguidores de Instagram varias fotos de su lucha contra el Lyme, que en aquel entonces la obligó a alejarse de los escenarios y permanecer por cinco meses en cama.

"Estaba en Los Ángeles, y fue el peor momento de mi vida. Yo estaba viendo a todos los especialistas posibles, los médicos 'top' y eran estúpidos. Se colocaban frente a su ordenador y me decían: 'tienes el síndrome de fatiga crónica' o, ¡¿Por qué no tratas de salir de la cama y tocar un poco de piano?' o '¿Estás deprimida?' Es lo que hacen con las personas que sufren la enfermedad de Lyme. No le dan respuesta a sus dudas, y les dicen: 'Están locos'", ha confesado la cantante entre lágrimas en una entrevista de aquel año.

Dos meses después que comenzaran los síntomas, ella empezó a sospechar que tenía la enfermedad de Lyme y fue directamente a un especialista en esta dolencia, quien confirmó sus sospechas.

El segundo caso es el de la cantante y actriz de 46 años, Thalia, quien se enteró de que estaba enferma en 2008. En 2016, la cantante confesó en su cuenta oficial de Instagram que está luchando de nuevo contra el Lyme.

   "Siempre tenemos que atender de inmediato los primeros síntomas de incomodidad sin dejar pasar un solo día", recomendó en la imagen.

Thalia estuvo alejada de los escenarios por culpa de esta enfermedad que la obligaba a tomar hasta 30 pastillas diarias para recobrar la salud.

Por último, el actor Richard Gere confesó que se trata de una enfermedad terrible. En horas, apenas podía levantar la cabeza de la almohada. Sentía que la vida se le escapaba lentamente.

Sus doctores reconocieron los signos rápidamente y cuando lo interrogaron, comprendieron que había estado expuesto a las garrapatas de los ciervos.

En importante saber que una garrapata tiene que permanecer adherida a su cuerpo durante 24 a 36 horas para transmitir la bacteria a su sangre.

Las de patas negras pueden ser tan pequeñas que es casi imposible verlas.

 

 
 
 

Traductor/Translate