El trágico accidente ocurrido en la tarde del sábado 14 de octubre en la ruta nacional 147, cerca de la localidad de San Jerónimo y que se había cobrado la vida de Celia Maza y María Paola Cerda Maza, terminó ayer con la del pequeño Santino Gabriel Martín, de tan solo 10 años de edad. Abuela, madre e hijo transitaban con su vehículo por la mencionada ruta cuando por causas que aún se desconocen perdieron el control y dieron tumbos hasta estrellarse contra la banquina. Tanto María Paola como su madre Celia murieron en el acto, mientras que el pequeño Santino fue trasladado con un fuerte traumatismo de cráneo que lamentablemente no pudo superar, según informaron desde el Hospital de San Luis en horas de la tarde.

 
 
 
 

Traductor/Translate