Esta nueva impronta que pone en marcha  la gestión de Intendente Vallone pretende canalizar todas las actividades que se desarrollan en el municipio a través de la figura de los “delegados barriales”

que se ubican en los barrios y que tendrán una identificación en la puerta de su casa, credencial y vestimenta,  para que puedan ser fácilmente reconocidos.

La idea es que los vecinos puedan acercarse al delegado de su zona con inquietudes o propuestas sin tener que movilizarse hasta el municipio. En esta primera etapa son  11 las zonas o delegaciones barriales que ya están en marcha.

El Secretario de Gobierno Eduardo Juriol,  sostuvo que; “la creación de esta nueva figura le va a permitir al municipio, hacer un trabajo coordinado con los delegados, para abordar temas como; seguridad, servicios, bacheo y cualquier otro tema relacionado con el municipio o con el Gobierno provincial", expresó el funcionario.

La idea es que haya por lo menos un delegado o más por zona. Los delegados van a pasar a ser un gran articulador, el desafío es que todas las actividades que lleva a cabo el municipio a través de las distintas secretarias, se canalicen a través de las delegaciones. Para esto se deberá trabajar en forma coordinada, con las asociaciones vecinales y otras instituciones intermedias que estan en los barrios.

 
 
 
 

Traductor/Translate