El Gobierno incluyó en el Presupuesto 2018 una planilla de obras extra, concentradas en las provincias que apoyaron la reforma previsional. También ganaron los intendentes que ayudaron a Vidal.

Por Gabriela Pepe

Los gobernadores que apoyaron la reforma jubilatoria se llevaron 10 mil millones de pesos extra para obras en el Presupuesto 2018. Las negociaciones se terminaron de cerrar este jueves a la mañana, pocas horas antes de que comenzara la sesión en la que se aprobará la ley. Salta y Chaco fueron las provincias más beneficiadas, entre las gobernadas por el peronismo, mientras que Jujuy y Corrientes, cuyos mandatarios son de Cambiemos, se anotaron varios logros en la planilla de inversiones. El listado también incluye a municipios del conurbano bonaerense gobernados por intendentes del PJ.

El listado de territorios beneficiados por las negociaciones apareció en Diputados el jueves por la tarde, mientras se discutía en el recinto el Presupuesto 2018. Según pudo saber Letra P, las obras no contempladas originalmente en la ley se terminaron de incluir en la ley entre la noche del miércoles y la mañana del mismo jueves, tras arduas negociaciones entre el oficialismo y la oposición.

De la simple lectura de la lista surge una conclusión clara: aquellas provincias cuyos legisladores votaron en favor de la reforma previsional resultaron ser las más beneficiadas en el reparto. Entre las más beneficiadas, gobernadas por la oposición, figuran Chaco - más de 20 obras - , Salta – un número similar-, Tucumán y Misiones. Por el lado del oficialismo, sumaron inversiones Jujuy y Corrientes.

La planilla también incluye obras para municipios gobernados por el peronismo, como Hurlingham, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Almirante Brown y Escobar.  En este último caso, el intendente Ariel Sujarchuk logró que se incluyera en el presupuesto una partida destinada al Hospital del Bicentenario. Su esposa, la diputada Laura Russo, miembro del bloque del Frente para la Victoria, se ausentó de manera sorpresiva de la votación de la reforma previsional. En el kirchnerismo aseguraron que se había retirado porque el propio intendente había sido internado. De acuerdo con la planilla, Lomas de Zamora recibirá cinco obras que no estaban contempladas inicialmente este presupuesto. Los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Fernando Gray (Esteban Echeverría) fueron clave para que el gobierno de María Eugenia Vidal lograra el quórum en la sesión del martes en la Legislatura bonaerense, en la que se trató la modificación del régimen previsional de los empleados del Banco Provincia.

La provincia de San Luis, la única que no firmó el pacto fiscal y votó de manera unánime en contra de la reforma, consiguió fondos para la obra del dique Quines – 900 millones– y del acueducto del este -750 millones-. En tanto, en la provincia de Santa Fe, la Nación invertirá 8 millones extra para el puente Santo Tomé -Santa Fe, la ciudad que gobierna José Corral, hasta hace poco presidente de la UCR, y 14.800 millones en el Municipio de Rafaela. El único representante del gobierno provincial en el Congreso, el socialista Luis Contigiani, votó en contra de la reforma previsional.

También entre las provincias díscolas, La Pampa recibirá 15 millones extra para pavimento urbano en la ciudad de Santa Rosa y 330 mil para un acueducto. Por último, Formosa, la provincia gobernada por Gildo Insfrán, logró incluir en la planilla un monto de 1.440 millones para un acueducto en el Paraguay. Los dos senadores por Formosa votaron a favor de la reforma previsional en la Cámara alta mientras que el principal referente del peronismo de esa provincia en Diputados, Luis Basterra, se ausentó de la votación de la reforma previsional, aunque había anunciado que iba a votar en contra. En el kirchnerismo también adjudicaron la ausencia a la internación de un familiar.

Las obras extras fueron parte de una negociación que llevaron adelante los referentes del interbloque Argentina Federal, que responde a los gobernadores. Los titulares de ese espacio en el Senado y en Diputados, Miguel Pichetto y Pablo Kosiner, respectivamente, se reunieron esta tarde en la oficina del senador junto a Diego Bossio, el referente económico y secretario político del Bloque Justicialista.

Además de los temas que tiene que ver con el Presupuesto, que la semana que viene llegará al Senado, los referentes de Argentina Federal hablaron sobre la necesidad de incluir en el espacio que ahora tiene como base a los gobernadores, en una próxima etapa, a los intendentes bonaerenses. Como un primer paso, este jueves consiguieron obras extra para sus municipios.

 
 

Traductor/Translate