riccardodentro

La Honorable Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción esta mañana a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo con 129 votos a favor y 124 en contra después de casi 24 horas de debate parlamentario. El diputado de la Nación por San Luis y presidente de la Comisión de Educación Jose Riccardo, luego de introducir el artículo 20 de la Ley que refiere a que el Estado debe asegurar la educación sexual integral que incluye la procreación responsable en los contenidos respectivos a la currícula de todos los niveles educativos, independiente si es gestión pública o privada, lo que deberá́ hacerse efectivo, donde aún no suceda. Esta, tiene el carácter de disposición de Orden Publico: “Hago esta propuesta con el convencimiento de que la educación es la dimensión cultural más preciada, poderosa y conducente para la búsqueda del bienestar de los pueblos, la conquista de derechos, la igualdad y la vía para alcanzar la justicia.”

También en el mismo artículo Riccardo incorporó la Comisión Bicameral de Educación sexual y Salud Reproductiva  que tiene por objeto generar instrumentos en el ámbito del Poder Legislativo Nacional, que favorezcan y colaboren en la implementación de las medidas contenidas en las Leyes 25.673, 26.061, 26.150 y 26.485, y demás normativa en la materia, con el objetivo último de garantizar la educación sexual y la salud reproductiva de toda la población.

 

A continuación las palabras del Diputado Riccardo en el recinto:

“Gracias señor presidente, este es el resultado de un debate público extraordinario y me moviliza el reclamo que una generación de mujeres argentinas y de jóvenes argentinos nos hace a la política para resolver una problemática, la clandestinidad del aborto y sus consecuencia sobre las mujeres y sus familias. Es la interpelación que nos hace una juventud a una generación que convivimos con la hipocresía con esta realidad y que no fuimos capaces de esbozar una solución o una respuesta en más de cien años. Hoy es la hora señor presidente. No es mañana ni pasado ni en otros cien años.

Les hablo a todos los argentinos, a los jóvenes que impulsaron este debate, a los que lo rechazan, les hablo a los padres de los jóvenes de mi provincia, de todas las provincias argentinas y les pido que mañana, independientemente del resultado de este debate, compartiendo una mesa un mate, hablen de esto con sus hijos, que compartan este tema con esta generación en la que está depositada el futuro de argentina.

Señor presidente creo en la educación, en el valor transformador de la educación, el valor emancipador, en el valor preventivo de la educación. Por ello es que vengo a plantear la cuestión educativa a este recinto. Escuche en cientos de alocuciones la importancia de la educación como el factor fundamental para la prevención. Educación para no abortar, educación para una salud sexual y para una decisión responsable sobre la sexualidad de los jóvenes. Sin embargo ninguno de los proyectos que fueron tratados contenía ninguna medida dispositiva para transformar el estado de las cosas. Por eso pedí que se incorporara al plenario de las comisiones la incorporación de una disposición para que la educación sexual integral que ha sido una frase que ha recorrido este recinto en todos los debates de una manera permanente, para que se disponga en este recinto que la educación sexual integral sea una parte inescindible y un componente obligatorio del currículum escolar de todas las escuelas argentinas independientemente del ámbito, del tipo de gestión pública o privada y que sea una disposición de orden público a aplicar a partir del próximo ciclo lectivo.

Hace doce años que sancionamos la ley de educación sexual integral, a doce años el ochenta por ciento de los alumnos argentinos no reciben educación sexual integral. No podemos sorprendernos de lo que pasa después de los embarazos adolescentes no deseados y de las consecuencias que luego acarrea.

Solamente el veinte por ciento de los docentes argentinos están capacitados más o menos para abordar esta problemática y si seguimos así después de doce años vamos a necesitar sesenta años para que el cuerpo docente argentino esté en condiciones de enseñarles a nuestros alumnos las herramientas fundamentales para la prevención y las decisiones responsables. No lo estamos pudiendo hacer, hemos fracasado amen del enorme esfuerzo que hace el ministerio de educación y el consejo federal. Hay provincias e instituciones que se niegan a darles este derecho a los niños por prejuicios, hay provincias que se niegan a capacitar a sus docentes.

Quiero agradecer al plenario de comisiones que hayan incluido este tema que se declama pero necesita disposiciones concretas y esta es una propuesta concreta y es un consenso general de este congreso más allá de las diferencias que nos dividen en otros temas del debate como es la descriminalización o no de la mujer que aborta. Por eso les pido que para que eso sea posible la democracia tiene que funcionar, se tiene que ampliar y la única forma de hacerlo es propiciando el debate y propiciando la votación de las cosas en las que estamos de acuerdo y en las cosas en la que no estamos de acuerdo. Si cerramos el debate impedimos la posibilidad de  llegar a los consensos necesarios, inclusive mejorar y hacer propuestas para aquellas en las que tenemos diferencias. Yo también tengo diferencias con puntos del dictamen, y algunas muy profundas, pero lo que no podemos hacer es cerrar la puerta a la posibilidad de debatir y hablar dando una respuesta concreta y que la política sea capaz de decir algo más que no. Que la política le pueda decir al pueblo argentino que somos capaces de elaborar una solución, quizás no la mejor, lo perfecto es enemigo de lo posible señor presidente.

También vengo a poner en consideración en este congreso, y quiero que se tome como una moción, el compromiso del seguimiento del congreso en las políticas públicas en la educación sexual y la salud reproductiva con la creación de una comisión bicameral para el seguimiento de todas las normativas y de la evolución de estos dos temas de la políticas publicas centrales en los términos del proyecto de 3559 que entro hoy y tomo estado legislativo el día ocho de junio de mi autoría en el término de los objetivos comprendidos en las leyes 25673, 26071, 26150 y 26458. También escuche que hay consensos sobre muchos temas que tiene este dictamen y uno de ellos es la barbaridad de que a cien años no hemos podido resolver la descriminalización de la mujer que ha tenido que pasar por la tragedia del aborto. Es una hipocresía y la hipocresía es una mala consejera de la política y nosotros tenemos las herramientas para resolverlo. Hoy tenemos la posibilidad de enterrar cien años de hipocresía buscando los consensos en los temas en que tenemos consensos y propiciando el debate en aquellos en los que tenemos diferencias.

Señor presidente por eso incluso mociono que de aprobarse el dictamen de mayoría el capítulo título dos que habla de la descriminalización, la reforma del código penal en la que prácticamente todos los diputados están de acuerdo se ponga a consideración y a votación en primer término para luego seguir con el debate de los otros temas y la posibilidad de buscar un punto de encuentro en aquellos donde las diferencias son mayores.

Señor presidente soy padre de cinco hijos con una madre, cristina, ejemplar que aposto por la vida, tengo dos hijas, una de ellas madre adolecente estoy muy orgulloso de ella como de todos mis hijos, aposto por la vida, tengo otra hija estudiante universitaria en la docta donde hoy se reflejan y resuenan las conquistas de la reforma universitaria. Les pregunte sobre el fondo de este debate, me dijeron, papa nosotros apostamos por la vida, pero el problema del aborto existe y es responsabilidad de la política dar una respuesta, no hacerlo es una hipocresía y no queremos convivir con esa hipocresía. Por eso señor presidente voy a propiciar el dictamen de mayoría, voy a apoyar y a votar para que se debata,  se mejore y se vote y lo hago señor presidente en la convicción de mi partido, en la convicción de las juventudes estudiantiles, lo hago en la convicción del partido popular de la reforma universitaria, el de Irigoyen, el de la revolución del parque y el de la conquista de los derechos humanos de Raúl Alfonsín.”

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificacion 0.00 (0 Votos)
 
 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

 

Traductor/Translate

 
lapuntavisita
 
eltrapiche