solbusdentro

Sin bancos ni transporte, el paro en San Luis se perfila contundente según indica El Diario de  La República.

También confirmaron su adhesión a la protesta contra el ajuste del gobierno de Macri, los gremios de la educación media y superior. Transpuntano tendrá servicio de emergencia.

Ni bancos, ni transporte, ni clases. Es el panorama con el que se encontrarán mañana los puntanos en el inicio de la semana, por el paro nacional convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT), que en la provincia ya está confirmado que tendrá un alto acatamiento de los distintos gremios. La protesta estará dirigida al gobierno de Macri, a quien exigen un cambio de rumbo

 económico y contra el ajuste. Los sindicalistas advirtieron que si no hay "correcciones", el enfrentamiento se agudizará.

La paralización de los colectivos en la ciudad traerá los mayores inconvenientes, ya que obligará a los usuarios a utilizar medios de transportes alternativos. El interventor de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) San Luis, Alberto Ayala, dijo que la adhesión del sector será general y que no habrá  servicio urbano, interurbano ni de larga distancia.

Además, Ayala aseguró que la mayoría de los gremios coincidieron en realizar la huelga porque hay un pedido común en relación a la eliminación del impuesto a las ganancias; oposición a la reforma laboral, a los despidos y suspensiones arbitrarias.

Pese a que a fines de la semana pasada los bancarios acordaron con la patronal la activación de la cláusula de actualización ("gatillo"), para complementar la suba salarial del sector que trepó hasta casi un 24,5%; los trabajadores ratificaron la adhesión al paro en oposición al "carácter devastador del esquema económico del Gobierno que, sin sustento en la economía real, destruye el trabajo de los argentinos, pulveriza el salario, perjudica y empobrece a la sociedad", según afirmó la Bancaria en un comunicado.

Los docentes de la educación media también anunciaron que se plegarán a la huelga, para reclamarle al Ejecutivo nacional por aumentos de salario por encima de la inflación, que oficialmente se prevé que este año alcance como mínimo el 35%. El pedido también es por paritarias sin techo y para la continuidad de los programas de formación, entre otros puntos.

Esas exigencias se traducirán en la inasistencia a clases en las escuelas públicas y privadas, una medida de fuerza que cuenta con el apoyo de la Unión de Trabajadores de la Educación de San Luis (UTEP), la Asociación Sanluiseña de Docentes Estatales (ASDE), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET).

La suspensión de actividades también afectará a los alumnos de la UNSL, ya que los dos gremios de docentes universitarios de la casa de estudios (ADU y Sidiu), se sumarán al paro y a la movilización en las calles prevista para las 11 en la esquina del correo, ubicado en el cruce de la avenida Illia y la calle San Martín, actividad en la que participarán también las dos escisiones de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), la "Autónoma" y la de "los trabajadores".

Tampoco habrá movimiento en la administración pública provincial, que a través del Sindicato de Empleados Provinciales (SIEP)confirmó que apoyará las demandas del conjunto del país con su participación en la jornada de protesta de 24 horas.

Para los automovilistas que no hayan recargado previamente combustible, el paro les traerá inconvenientes porque el Sindicato de Unión Obrera de Estaciones de Servicio (Suoes), comunicó que permanecerán inactivos desde el minuto cero del lunes hasta la medianoche, aunque habrá un cobertura mínima el abastecimiento a los conductores.

Dos colectivos por línea

El titular de la empresa de transporte público de la ciudad (Transpuntano), Carlos Ponce, anunció que contarán con un servicio de emergencia durante toda la jornada que dure el paro nacional. Aunque aclaró que las frecuencias van a ser reducidas, con dos colectivos por cada una de las once líneas.

"Estuve reunido con los representantes de UTA y no se prevé ningún tipo de incidentes", aseguró Ponce.

 Villa Mercedes, también paralizada

Villa Mercedes se acopla a la huelga. El viernes a última hora varios gremios confirmaron que suspenderían las actividades en las fábricas, escuelas y comercios que nuclean. También los empleados municipales se sumarán, pero hasta la tarde del viernes no habían definido si prestarían servicios alternativos.

Entre los que ya confirmaron su adhesión están el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), la Asociación Mutual de Empleados Directivos (Amed), el de Docentes Privados (Sadop), la Unión Tranviaria Automotor (UTA), los Bancarios, Panaderos y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

Mañana, los vecinos y estudiantes deberán buscar otra forma para moverse dentro de la ciudad porque los choferes de Sol Bus se acoplaron al paro. El comunicado oficial del sector gremial alertó que “la prestación del servicio no se hará con normalidad”, aunque la empresa presentó  un “diagrama de emergencia”, es decir que circularán menos vehículos por línea y las esperas serán más largas.

Algunos comercios como las panaderías, al igual que en San Luis, interrumpirán la atención durante el día, solo al mediodía y otros por algunas horas. “Las Pymes han sufrido el mayor impacto y han tenido que ir cerrando panaderías: en Gran Buenos Aires son más de 600. Estamos tratando de hacer un equilibrio con los dueños, trabajadores y el sindicato para amortiguar el impacto y tratar que las fuentes de trabajo se mantengan y no despidan ningún trabajador. En San Luis han querido reducir personal o las horas. Hablamos con los propietarios que tenían esos inconvenientes y no es solo por las tarifas de luz, a aquellos que alquilan se les hace cuesta arriba. Ellos también están de acuerdo en parar porque se han visto perjudicados por la política nacional”, explicó Darío Martinelli, al frente del Sindicato de Panaderos.

Desde el sector industrial estimaron que son entre 15 y 18 las plantas que interrumpirán la producción, aunque el registro total lo tendrán el lunes con la medida en marcha. La Compañía Regional Aceros Forjados Mercedes Sociedad Anónima (Crafmsa) es una de las que ya lo confirmó.

El secretario general de UOM Villa Mercedes, Eduardo Rodríguez, manifestó que las plantas locales “están siendo afectadas por esta economía que lleva el salario del trabajador a que cada vez alcance menos, con una inflación muy alta".

Lo que aún falta decidir es cómo será la actividad de los empleados municipales que también apoyan la medida. Hasta el viernes a la tarde, no había ninguna comunicación oficial respecto si habrá servicios de recolección de basura y barrido, aunque es probable que se vea perjudicado.

 Por Redacción El Diario De La República

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificacion 0.00 (0 Votos)
 
 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

 

Traductor/Translate

 
lapuntavisita
 
eltrapiche