El hombre los golpeó con un bate de béisbol en la cabeza y convivió con los cuerpos durante un par de días. La pareja fue asesinada a golpes en la cabeza con un bate de béisbol en una casa del partido bonaerense de Moreno

viviendaasesino

Por: Agustina Lascano

El hecho ocurrió en la calle El Tiziano al 300

Una pareja fue asesinada a golpes en la cabeza con un bate de béisbol en una casa del partido bonaerense de Moreno y por el doble crimen fue detenido el hijo de la mujer. El autor del crimen habría convivido por más de un día con los cadáveres, a los que había ocultado en un galpón del fondo del terreno.

Alejandro Lorenzo Guevara, el homicida de 35 años quedó detenido tras la denuncia de su tío, efectivo de la Policía bonaerense. Además, los vecinos comenzaron a sospechar cuando notaron la ausencia de la pareja y la presencia del hijo.

No está confirmado si el violento hecho se dio por una discusión o fue una agresión premeditada, pero según testigos hubo una pelea durante un asado.

El hecho ocurrió en una casa de la calle El Tiziano al 300 del barrio Santa Rosa de Moreno. En ese domicilio se encontraron los cuerpos sin vida de Beatriz Morales, de 56 años y Mario Tangarini, de 57, con los rostros desfigurados, fracturas de cráneo y lesiones en el resto del cuerpo, producto de haber sometido a un golpiza con un objeto contundente.

El detenido es el hijo de la mujer y, según trascendió, es un adicto a las drogas. Además, tenía una mala relación con su madre y con la pareja de ella, con los que convivía.

Todo quedó al descubierto este viernes al mediodía cuando el tío del homicida se presentó en el lugar porque no tenía noticias de su hermana desde el jueves, a pesar de que había intentado comunicarse con ella.

Si bien el sobrino le comentó que la mujer se había ausentado para dirigirse al hospital, su actitud evasiva le generó sospechas.

Cuando el efectivo de la Policía bonarense fue al galpón que estaba al fondo del terreno, encontró cerca del freezer los cadáveres llenos de sangre y con las caras desfiguradas por los golpes.

Además, al lado, se encontraba un bate de béisbol, también con restos de sangre, entre otras evidencias, que serían indicativas sobre que el doble crimen había sido cometido, al menos, unas 24 horas antes.

El joven negó su autoría y dijo que había estado durmiendo cuando mataron a su madre y a la pareja. Sin embargo, las pericias preliminares demostraron la presencia de sus huellas en el objeto con el que se cometieron los asesinatos.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificacion 0.00 (0 Votos)
 
 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

 

Traductor/Translate

 
lapuntavisita
 
eltrapiche