Mientras en Capital Federal, el litro de súper se vende a $29,60; en provincias del norte vale más de $35, por lo que llenar el tanque cuesta al menos $1.700.

Los estacioneros afirman que la diferencia de precios responde a decisiones de las empresas.

En el interior del país las naftas puede costar hasta 18% más que en la Ciudad de Buenos Aires. Mientras que en los surtidores porteños el litro de nafta súper de YPF cuesta desde este fin de semana $29,60 el litro, en capitales provinciales como Resistencia, Formosa, Corrientes o Posadas ese precio se eleva hasta $35,17.

El costo de llenar el tanque en las provincias del noreste argentino, entonces, puede superar los $1.750, unos 250 pesos más que en Capital Federal.

Según un relevamiento hecho por TN.com.ar entre las principales ciudades del país de acuerdo a datos del Ministerio de Energía, el diferencial de precio es más marcado en la región del NEA, donde promedia el 18%, mientras que en el noroeste (Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Tucumán), se reduce levemente a 15%. En las ciudades de esa zona es posible conseguir el litro de súper a un precio entre $34,14 y $34,24.

En la región cuyana, por su parte, hay una mayor variedad de precios ya que, por ejemplo, en Mendoza, la distancia entre el valor del fluido respecto a los surtidores de la Ciudad de Buenos Aires se achica a 5%. De todas formas, en otras provincias como San Juan, La Rioja o San Luis hay una diferencia de entre 13 y 15%.

 

En Córdoba y Santa Fe, el litro de súper se comercializa en las bocas de expendio entre $33,15 y $33,55, también un 13% superior a los precios porteños. En La Plata, la capital bonaerense, por su lado, hay una diferencia mucho menor, de 2,5%.

Las provincias patagónicas tienen desde 2015 precios diferenciales de los combustibles, por lo cual son más baratas incluso que en la Ciudad de Buenos Aires. Una decisión del Gobierno de Cristina Kirchner redujo el monto del Impuesto a la Transferencia de Combustibles que se aplica en La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, por lo cual el precio termina siendo hasta 17% más barato.

Desde YPF explicaron que la diferencia de precios tienen dos motivos principales. Primero la logística, "porque llegar con el combustible tiene un costo que se traduce en los precios". Y en segundo lugar "una cuestión comercial y la necesidad de no quedar tan lejos de los precios de la competencia".

De acuerdo a la compañía petrolera, para llegar a las provincias del noreste argentino, la nafta sale primero desde La Plata hasta Santa Fe. Desde ahí se traslada el combustible en barcazas al Chaco y después se distribuye en camiones en las provincias, comentaron fuentes de la compañía.

YPF es la única compañía que opera en todas las capitales provinciales relevadas, pero otras empresas fuertes del sector también registran diferencias claras dependiendo de la región en cuestión.

Shell, por ejemplo, vende el litro de súper a $30,28 en la Capital Federal mientras que en la capital correntina cuesta $36,20, un 19% más. Esso, la tercera en participación en ciudades del Interior, vende sus naftas un 15% más caro en ciudades del norte del país.

La nafta volverá a aumentar en diez días, según estacioneros

El secretario de la Cámara de Empresarios de Combustible, Raúl Castellanos sostuvo que la diferencia de precios que existe entre la Capital Federal y el interior del país no tiene justificaciones económicas, porque no tiene que ver con el flete ni con la carga impositiva y se trata solo de "políticas comerciales de las compañías petroleras".

"Nosotros los estacioneros no entendemos esa política comercial, porque no existe justificación para que haya una diferencia de precios del 12% entre la Ciudad de Buenos Aires y el resto del país", expresó.

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate