Villa Mercedes San Luis:  Arena “La Pedrera” estaba llena de historias de pequeños comerciantes y emprendedores, que la mano tendida por el Gobierno provincial permitió que puedan conocerse.

comerciantesmercedes

Germán Torres tiene la única bicicletería que hay en el barrio La Ribera: “Soy de Rufino, provincia de Santa Fe y de dónde vengo no hay este tipo de créditos ni ayuda por parte del Gobierno, por eso esta iniciativa me parece excelente y lo que está pasando en San Luis, realmente es otro país”, contó a ANSL.

Silvia estaba junto a su marido, ellos tienen una ropería de niños, una tienda y según comentó: “Está bastante apretada la situación, algo nos va a arreglar porque la nuestra es bastante mala”, por eso, como tantos otros, hicieron la fila esperanzada en que “San Luis Te Cuida” les tendió una mano.

Gabriel Omar Gervilla tenía puesto su uniforme de trabajo, se notaba que cerró su local y se vino para “La Pedrera”: “Tengo una pequeña verdulería en un supermercado chino y me parece excelente, y no esperábamos menos de nuestro gobernador que toda la vida nos ayuda”, señaló, y fue más allá al considerar que “creo que hasta nos contiene”.

Janet está embarazada, próximo a tener su bebé coincidente con el incipiente negocio que va a comenzar a desarrollar: una fábrica de sándwiches de miga.

“Para nosotros es una mano enorme para empezar, terminamos la construcción de nuestro negocio y nos estaba faltando todo lo que se necesita para producir, por eso este crédito será de gran ayuda”, manifestó.

La carne para muchos mercedinos es un lujo por los precios que el sector impone y aquellos que tienen carnicería sufren la caída del consumo y, por consiguiente, las ventas. Los números ya no cierran. Por eso, Juan José Luzzi cree que “con esta posibilidad los comerciantes pueden evolucionar, San Luis es la única provincia que da todo este tipo de accesos al sector productivo”, expresó.

Algunos comerciantes tuvieron que optar entre cambiar de rubro o bajar la cortina. Tal es el caso de Marina Altamiranda que convirtió su almacén en una tienda: “Estaba rodeada de comercios parecidos con mucha competencia, se puso muy complicado. Este crédito es como un volver a empezar”, se entusiamó.

Claudia Beatriz Castro estaba sentada en el Arena “La Pedrera” cerca de uno de los mostradores de atención. Ella está acostumbrada porque con la misma paciencia que esperaba su turno en las gradas, atiende a los abuelos en su residencia para adultos mayores: “La situación nos golpea bastante, es difícil para el abuelo que está, lo es más aún que ingrese otro nuevo, los gastos de mantenimiento del lugar son enormes y esta ayuda viene de perillas”, concluyó.

Nota: Adolfo González.

Fotos: Luciano Grangetto.

 

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate