Se desarrolló desde las 11:00 y hasta las 18:00 de este sábado con cientos de productores y vendedores que se congregaron por quinta vez para ofrecer sus productos a precios más accesibles que los que se encuentran habitualmente en el mercado.

aaaa

“Sol Puntano” brindó cortes vacunos y porcinos del Plan “Carnes San Luis”. Además hubo entretenimientos y números músicos locales.

La iniciativa, organizada por el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, tuvo como objetivo fomentar el intercambio no sólo económico, sino también de técnicas o recomendaciones que son utilizadas para paliar la inflación de éstos tiempos y sin intermediarios.

En los stands, ubicados en las cercanías de calles La Pampa y Riobamba, se ofrecieron distintas elaboraciones. Entre ellas, hortalizas, frutos secos, chacinados, dulces, conservas, quesos, chivos, lechones, productos para celíacos y artesanías, entre otros.

“El objetivo de la feria es acompañar capacitando, fomentando y desarrollando nuevos productores en todo el territorio provincial. Este espacio es sin costo”, explicó María Eugenia Cantaloube, una de las organizadoras.

“Se fortalece la realización de análisis de los productos alimenticios y hay un equipo interdisciplinario que permanentemente está desarrollando a los productores de los parajes y localidades”, describió.

“Comenzamos con 200 productores y hoy estamos con 500. Vemos también que se están asociando entre ellos”, dijo.

“Los productos que se venden en la feria también tienen un fin social y tenemos la mayoría de los rubros representados”, indicó Facundo Ruiz, funcionario del Ministerio.

Por la anterior Feria de Villa Mercedes pasaron más de 20 mil personas, y según los organizadores, en la jornada de este sábado se contabilizaron más de 22 mil asistentes.

Durante esta edición, “Sol Puntano” brindó cortes vacunos y porcinos del Plan “Carnes San Luis”, un 15% más baratos de los que ofrece habitualmente el mercado local.

“Este sistema en los próximos días estará disponible en 150 comercios de la provincia. Con el doble efecto: por un lado, llegar al consumidor con precios accesibles. Y por otro, que el comerciante tenga una herramienta para vender”, aseguró Ricardo Esteban, a cargo del ciclo 2 de “Sol Puntano”.

Testimonios de los productores

“Hace 12 años que nos enteramos de nuestra condición. Mis cinco hijos son celíacos y yo también”. Así incursionó Cecilia en su negocio de productos sin gluten. “Es la segunda vez que participamos. Nos interesa sobre todo, no sé si tanto por vender, pero sí para que nos conozcan”, sostuvo en la calurosa mañana.

Daniel Maño tiene un heladería artesanal de Carpintería y es la primera vez que participa en el evento. “Esta feria nos hace muy bien a los productores porque necesitamos vender nuestros productos”, expresó.

“Nos hemos contactado con productores de leche para que nuestros helados sean más naturales todavía y poder darnos una mano entre nosotros en este círculo comercial”, dijo.

Maite Carballo es una pequeña productora de Leandro Alem, donde vive hace veinte años. “En la finca trabajamos la apicultura, trabajamos con hierbas medicinales y harina de algarroba. Estamos re contentos y nos re ayuda salir a la ciudad, porque en el pueblo no hay mucho turismo”, señaló.

Victoria Adorno elabora macetas de colores hace cinco meses y disfruta por primera vez de la feria. “Me encanta la ubicación que nos han dado. Ojalá que se repita”, dijo.

Esta quinta edición finalizó más allá de las 18:00 a pesar que la lluvia llegó pasadas las 17:30 a la capital puntana, asociándose de algún modo a esta fiesta de los productores, que también necesitan de ella para continuar con su trabajo, especialmente aquellos que desarrollan su actividad en el campo.

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate