Ante miles de vecinos, el primer mandatario puntano, Alberto Rodríguez Saá, cortó las cintas albicelestes y dejó habilitado el mejor nosocomio de San Luis. Posee 9.000 metros cuadrados y 5.500 metros cubiertos. Cuenta con

hospitalmerlogober

8 residencias médicas y aparatología de última generación. La inversión total alcanza los $162.169.720. El establecimiento sanitario también atenderá a pacientes que lleguen de Traslasierra. “Éste es el hospital más importante de la provincia”, sostuvo Alberto y remarcó: “La empresa ha cumplido y la Provincia cumplió en tiempo y forma con los pagos. Esta obra la hicimos entre todos”.

El gobernador inauguró el Hospital Regional de Merlo y dijo que “estamos felices porque esta obra la hicimos entre todos”.

El gobernador inauguró el Hospital Regional de Merlo y dijo: “Estamos felices porque esta obra la hicimos entre todos”.

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, dejó inaugurado este miércoles el Hospital Regional de Merlo “Madre Catalina Rodríguez”, una de las obras más esperadas para el departamento Junín. Ante miles de vecinos que llegaron de distintos barrios de la ciudad y también de la localidad de Los Molles, el primer mandatario puntano cortó las cintas albicelestes poco después de las 18, y la gente lo vivió con mucha emoción.

El centro médico, considerado hoy como el mejor de la provincia gracias a sus instalaciones y equipamiento de última generación, está enclavado casi en una manzana, ya que posee 9.000 metros cuadrados, de los cuales 5.500 metros están cubiertos. A su vez, cuenta con residencias médicas dispuestas en 8 departamentos (6 son de un dormitorio, 2 poseen dos dormitorios y cuentan con sala de conferencias) con todas las comodidades.

La capacidad del “Madre Catalina Rodríguez” es de 42 camas. De las cuales 28 son de internación, 4 de terapia de adulto, 2 de neonatal, 4 de observación y 2 de shock room.

La inversión total alcanzó los $162.169.720 y la empresa Green S.A. fue la compañía a cargo de su construcción. Durante el acto inaugural, el gobernador Rodríguez Saá estuvo acompañado por el intendente de Merlo, Miguel Ángel Flores; la ministra de Salud, Graciela Corvalán, y la directora del flamante establecimiento de salud merlino, María Flores.

“Éste es el hospital más importante de la provincia. Tiene categoría regional, la más alta distinción que puede tener. Ahora tenemos el Hospital Regional de Villa Mercedes, el Hospital Regional San Luis y el Hospital Regional de Merlo”, remarcó el gobernador ante los aplausos de la gente.

El acto comenzó con una demora a raíz de una tormenta que amenazó con desatarse sobre Merlo, y que obligó al personal de Protocolo de la Provincia a mudar todo al interior del nosocomio. Por suerte, antes de la llegada del gobernador los nubarrones se disiparon y finalmente el encuentro se hizo al aire libre, tal como se planificó con antelación.

La ceremonia arrancó con una historia conmovedora que contó el gobernador Rodríguez Saá. En el inicio de su mensaje reveló cómo falleció Agustín, un niño de Naschel, que murió a raíz de un paro cardíaco, mientras era trasladado al Hospital de San Luis el 7 de diciembre de 2017.

Alberto relató que Agustín murió en una ambulancia camino al hospital capitalino. Así se lo revelaron el papá del niño, Raúl León, y su mamá, Pamela Ferreyra.

“Agustín vivía en Naschel. Su papá Raúl me contó su conmovedora historia con mucho dolor, y quiero compartirla con ustedes, para que tomemos conciencia. Raúl me dijo cuando me encontró en la estación de servicios de su pueblo: ‘No vengo a reclamar nada. Tengo un dolor enorme, pero sucedió. Y quiero hablar de esto con usted para que no pase más’. Eso me dijo, con esas palabras. Un hombre humilde, prudente, dolorido. Tal vez la muerte de Agustín se produjo por falta de insumos, de pericia, pudo ser mala praxis o una tragedia. Porque la tragedia tiene mil caras y también castiga a los niños. Para que no vuelva a pasar, cada vez que ocurra algo así haremos un protocolo para que se investigue y conozcamos porqué sucedió, y removamos todos los obstáculos para que no vuelva a suceder. Quería compartir esto con ustedes porque es lo que nos debe conmover siempre en materia de salud. Gracias Raúl León y Pamela Ferreyra por advertirnos, por contarnos su tragedia. Asumiremos nuestro compromiso de estudiar porqué sucedió y ver las causas cada vez que pase una tragedia como ésa”, expresó el mandatario.

 Contra la mortalidad infantil

 

En otro tramo de su mensaje, el mandatario se refirió a la labor que lleva adelante San Luis para bajar la mortalidad infantil, aspecto que concretó tras mirar cómo lo hacía Córdoba.

“Hace tiempo nos propusimos bajar la mortalidad infantil y teníamos un índice que queríamos reducir. Habíamos bajado de 31 por mil, un índice feo, y lo bajamos a 19 por mil y era poco, teníamos que bajarlo aún más. Y ¿qué hicimos?. Dijimos: ¿cómo vamos a bajarlo?, miremos qué pasa en otras provincias. Y una provincia que tenía un buen índice, o había mejorado enormemente, era la provincia de Córdoba. Y estudiamos y esto hace la provincia de Córdoba. Cuando sucede un caso lo investiga, se detienen a pensar todos porqué sucedió. Y siempre se puede hacer algo para mejorar. Y ese índice lo bajamos a 7,6 en San Luis, que hoy tiene uno de los mejores índices del país”, señaló.

“En este tema de la salud, que es una preocupación enorme del pueblo de San Luis y de Merlo y en la región, la provincia tiene que poner una parte importantísima. El servicio de salud pública y gratuita debe ser una bandera, ser ejemplar, pero para ello tenemos que actuar con humildad, saber que el paciente no es un caso, un número. Es una persona, un contexto familiar que está viviendo una situación no querida: cuidar la salud o frente a la enfermedad o frente a una operación o una contingencia”, agregó.

Los botiquines de la democracia

 

En otro momento de su discurso, Alberto rememoró cómo trabajó la provincia en materia de salud al regreso de la democracia, allá por 1983.

“Estamos inaugurando este Hospital en Merlo. Tiene categoría de hospital regional, que es de las máximas categorías o la máxima. La provincia tiene el Hospital Regional de San Luis, el Hospital Regional de Villa Mercedes y ahora el Hospital Regional de Merlo. El camino no es fácil. Cuando empezó la democracia, San Luis tenía dos o tres hospitales, poquitos”, contó.

“Los primeros días vino la preocupación de la salud en plena democracia, cuando empezó en 1983 y no teníamos solución. Estábamos con tantos problemas y preocupaciones. Y los intendentes vinieron a hacer el reclamo y les dijimos: ‘Lo que podemos hacer ahora es entregarles un botiquín. ¡Un botiquín!. Y se fueron los intendentes con el botiquín en los brazos, con un orgullo, y llegaron al pueblo. ¡Y fue una fiesta porque nos estábamos acordando de la salud! Pero la democracia es linda y los buenos gobiernos son lindos. Hoy tenemos más de 120 hospitales, salas en la provincia de San Luis”, valoró.

“Siempre escucho que a Merlo no lo queremos, que no nos acordamos de Merlo, que el Gobierno provincial no se ocupa de Merlo. Bueno, yo veo autopistas, cloacas, agua, luz, energía, internet, hospitales, escuelas. ¡Merlo hoy es la ciudad de más alta calidad de vida de la provincia de San Luis!. Antonio Esteban Agüero, que nos mira desde el cielo, nos enseñó, nos contó Merlo, nos contó los Comechingones, contó a la Argentina y al mundo la provincia de San Luis. No es hoy testigo, pero sabe lo que creció Merlo. Y los Comechingones y a la par de Merlo están creciendo todos los pueblos hermanos  a los que tanto les cantó el ‘Chocho’ Arancibia en ‘Caminito del Norte”, evocó el gobernador.

Residencias para los médicos

Más tarde, Rodríguez Saá valoró la calidad edilicia y el equipamiento de última generación que posee el Hospital Regional merlino. “Este Hospital de Merlo tiene un agregado: es el primero que hacemos con residencias médicas. Una vez hicimos un plan porque los médicos no querían venir al interior: ni a San Francisco, ni a Merlo, Naschel, Concarán, Tilisarao, ni a Santa Rosa. Bueno, entonces empezamos a hacer un plan cerca del hospital o en cada pueblo. Pensamos en hacer casas también para los médicos. ¿Pero que nos pasó?, muchos médicos vinieron, aceptaron la casa, se metieron y después renunciaron. Se quedaron con la casa y nosotros sin médicos. Entonces encontramos este camino que nos parece el mejor, el más serio, el más responsable, el que evita cualquier tipo de problemas. ‘¿No tenés vivienda?. Acá tenés una residencia’. El día que ese médico se vaya, viene otro a la residencia. Y ahí tenemos lugar y espacio”, consideró.

En otro tramo de su mensaje, Alberto valoró el comportamiento y el vínculo que tienen en materia de obra pública el Estado puntano y las empresas constructoras, algo que no se observa en el resto del país ni en las construcciones que impulsa la Nación.

“La empresa que hizo este hospital, la empresa Green S.A., cumplió. El monto del contrato es de $162.169.720 de inversión para la obra. La Provincia ha pagado en tiempo y forma, cumplió. Y la empresa también cumplió”, remarcó.

Convenio con Córdoba

 

El gobernador también destacó que “este hospital es el mejor o el más grande o más importante de la provincia de San Luis. Aclaro que hace poquitos meses hicimos un convenio con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y él generosamente dijo que el Hospital de Villa Dolores, que creo que está por inaugurar o recién se inaugura, lo ofrece también como hospital para Merlo y la provincia de San Luis. Y le cuento a Juan Schiaretti, gobernador hermano de Traslasierra, que este hospital también está a disposición de los hermanos de Villa Dolores. Esto es un tema de coordinación, porque cuando el nuestro esté colapsado o haya problemas, acudiremos y pediremos ayuda, y cuando el de Villa Dolores tenga problemas, nosotros le abriremos los brazos fraternalmente para ayudarlos”.

 

 

“Madre Catalina Rodríguez”

Al referirse al nombre que lleva el hospital, el primer mandatario puntano señaló que “Catalina Rodríguez fue designada beata por el Vaticano hace apenas unos meses. Fue una cordobesa que se casó muy joven, a los 14 años, con un hombre muy grande. Ella no se quería casar pero  el cura confesor le dijo que el hombre se iba a suicidar, que necesitaba ayuda; entonces se casó y vivió con mucho amor con esa persona que falleció al poquito tiempo. Y ella se quería hacer monja; entonces pidió entrar a los conventos y obviamente le dijeron: ‘No, porque usted ha estado casada’. Un impedimento de esa época para ser monja, salvo que haga lo que ella hizo, que fue fundar una orden que admitiera vocaciones cuando existieran impedimentos. Fue autorizada y Catalina Rodríguez es la fundadora de la orden religiosa conocida como las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús. Por eso es una mujer inmensa y yo con un poquito de egoísmo, me encanta este bautismo y ponerle este nombre porque por línea ascendente, indirecta, yo vengo a ser algo así como sobrino tataranieto de Catalina Rodríguez. Perdonen que me salga de lo tradicional y entre en algo afectivo. ¡Qué contento estaría mi papá, mis tíos, mis tías, mis abuelos, mis tíos abuelos de saber que le estamos poniendo el nombre de esta inmensa mujer Catalina Rodríguez a este Hospital de Merlo!”.

 Más hospitales, más salud

Para finalizar, Alberto hizo alusión a su estado físico actual y a las obras en materia de salud que se están realizando en toda la provincia y destacó, entre otras, las construcciones del “Hospital en La Pedrera, el Hospital Escuela en Villa Mercedes, y el Centro Oncológico Integral en la ciudad de San Luis, que estamos haciendo en lo que era la residencia del gobernador, el cual va a tener un fin mucho más lindo”.

“Se ve que estoy contento porque quiero hablar y hablar; gracias, gracias, ¡viva Merlo, vivan los Comechingones, viva el departamento Junín, viva San Luis!!!”, finalizó ante el aplauso de la nutrida concurrencia.

Nota: ANSL.

Fotos: Marcelo Lacerda / Gastón Gontero.

 

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate