El colegio de los letrados capacitó a los profesionales que representarán a los menores en una disputa entre padres.

abogada

López, una de las abogadas que participó de la capacitación para defender a los menores.

Por Javier Elgueta

Defender a los niños y a sus derechos, cuando los padres tengan intereses contrapuestos, será la tarea de un grupo de abogados que desde mayo y hasta septiembre se capacitaron para profundizar sus conocimientos y habilidades para representar a los menores.

Son 52 los profesionales del Derecho que realizaron este curso en el que trabajaron en conjunto el Colegio de Abogados y Procuradores de Mendoza y la Suprema Corte de Justicia de la provincia.

Romina López, miembro de la Comisión del Derecho de Familia del Colegio de Abogados, fue una de las asistentes a este curso y explicó a UNO los motivos por los cuales se llevó a cabo: "Entre las reformas del Código Civil, en 2015, se contempla la figura del abogado del niño. Específicamente, en el artículo 26 dice que los niños podrán tener asistencia letrada en el caso de que existan conflictos de intereses con sus representantes, siempre y cuando tengan la capacidad y el grado de madurez suficiente para poder expresar su voluntad".

Pero esto estaba escrito y había que ponerlo en práctica, y eso es lo que se busca con este curso de capacitación, según dijo la abogada: "Había que bajarlo a la realidad y ver cómo hacíamos para que pudiera funcionar, y finalmente en mayo de este año la Corte sacó una acordada donde establece el funcionamiento del abogado del niño".

Entre los requisitos para ser parte de este curso, se tuvo en cuenta que fueron profesionales especializados en Niñez y Familia.

Por el momento son 52 los abogados que forman parte de este registro de profesionales que manejará la Corte Suprema y al que podría acceder desde noviembre.

El rol que tendrán estos letrados en un conflicto entre los padres, con el menor de por medio, es claro, según lo manifestó Romina López: "Hay muchas figuras que tratan de proteger al niño, por ejemplo el asesor de menores. Pero éste lo escucha y evalúa de acuerdo a él qué es lo mejor para el niño. En cambio, nosotros tenemos que llevar la voluntad del menor a la Justicia, como que tenemos que ponernos en el pensamiento del niño, porque si no, somos otro grande decidiendo qué es lo mejor para él y no lo escuchamos".

Si bien no hay una edad específica del menor para que estos abogados actúen, mientras más grandes sea mejor es, porque por una cuestión de maduración van a poder expresarse mejor. "La ley marca que cuando tienen más de 13 años entienden perfecto su realidad. Entre esa edad y los 18 años ya son adolescentes", sostuvo.

"Hacemos hincapié en la madurez porque el niño tiene que fundamentar por qué quiere tal o cual cosa. Él es otro igual acá, es una parte más en el proceso", aclaró López.

Esta figura del abogado defensor de menores está apuntado para casos complejos, en los que el juez no puede ver el interés del niño porque la disputa entre la madre y el padre es realmente grande.

"Hay muchos casos judiciales en Familia y cada vez es mayor la litigiosidad, porque hay más separaciones y más conflictos. Hay más ahora que hace diez años", contó.

"La idea no es que nosotros estemos en todos los casos, sino que los mismos padres sepan que tienen que respetar la voluntad de los niños, porque los honorarios nuestros a veces los va a pagar la Corte y a veces los padres", dijo la profesional del Derecho.

¿Cómo funciona?

  1. Cuando el juez considera que el niño necesita un abogado se lo avisa a la Corte.2. La Corte hace un sorteo entre estos 52 abogados y se eligen dos, por si uno no puede actuar.3. Al abogado designado se lo notifica de que tiene que representar a tal menor y en determinada causa.4. Tiene dos días para ver el expediente y mediante un escrito cita al menor a su estudio.5. El Juez se lo notifica a los padres y son ellos los que lo tienen que llevar a la audiencia con el letrado.6. El menor entra solo al estudio del abogado.7. El profesional no debe tener contacto con los padres, y si existe tiene que ser mínimo.8. Si tiene que decirles algo, lo hace mediante los abogados de los padres.9. El profesional escucha al menor y lo empieza a representar en el caso.10. La tarea del abogado es defender lo mejor posible los derechos del niño y que su voluntad sea tenida en cuenta.
 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate