Por segundo día consecutivo los choferes del servicio urbano e interurbano adhieren a un paro de 8 horas convocado por la UTA. El gremio reclama la falta de pago de una suba salarial, que en la provincia se pagó.

solbusdentro

Como refirió una de las fuentes consultadas por El Diario, los usuarios puntanos del servicio de transporte urbano e interurbano “la ligan de arriba”. Esta noche, los choferes de colectivo de la provincia vuelven a adherir a un paro de ocho horas convocado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA)  en reclamo del pago de una suba salarial y no habrá servicio de transporte de diez de la noche a seis de la mañana de este miércoles. Lo irónico, comentaron algunas autoridades locales, es que en San Luis la suma que reclaman los choferes ya fue pagada, pero los trabajadores decidieron sumarse a la medida en solidaridad con compañeros de otras provincias.

La medida de fuerza debutó la noche del lunes y será por tiempo indeterminado, informaron desde la UTA. Carlos Ponce, presidente de Transpuntano, dijo que el acatamiento fue del 100% y que prevé que hoy se repita.

“Los choferes terminaron cada uno su recorrido y el último servicio concluyó entre las 22:30 y las 22:40 sin inconvenientes. Esta mañana los recorridos se reactivaron con las primeras salidas entre las 5:30 y las 5:50”, refirió Ponce.

“Respetamos la decisión de los choferes, pero esto es un trastorno y una molestia para los usuarios y un perjuicio económico para la empresa”. “Mañana vamos a presentarnos en la oficina de Relaciones Laborales para dejar constancia de que la empresa ya abonó la suba que están reclamando, y es injusto que nosotros que hicimos el esfuerzo de pagar suframos la medida”, se quejó el funcionario.

“La esperanza es que el Gobierno pueda mediar para que el servicio en la capital se normalice, porque desde UTA dicen que los paros van a seguir”, explicó.

Pero la empresa municipal no fue la única que regularizó la situación salarial de los trabajadores. “En San Luis, en conflicto por el que paran no existe. Está resuelto en un 95% porque casi la totalidad de las empresas privadas ya abonó esa cuota del 5,7%, con excepción de María del Rosario, a la que le resta depositar un monto de dos mil pesos según entiendo”, informó Edgar Devia, jefe del Programa Transporte del Gobierno de San Luis.

“Pensamos que esto era solo por anoche, pero sorpresivamente hoy a las dos de la tarde ingresó una nueva nota de la UTA diciendo que hoy repiten”, se quejó el funcionario, que dijo que anoche el acatamiento en el rubro interurbano “se sintió fuerte”.

Devia aclaró que ya enviaron un comunicado a las empresas para que aseguren como mínimo, un servicio de emergencia. “En caso de no hacerlo vamos a labrar las actas correspondientes”, avisó.

Alberto Ayala, secretario de la delegación UTA de San Luis, dijo que la adhesión del lunes fue casi total y que la medida se llevó adelante sin conflictos. “Recorrimos las puntas de cabecera de recorridos y entre las 21:50 y las 22:20 ya habían parado casi todos los servicios”. “Por ahora la medida sería por tiempo indeterminado, al menos hasta que concluyan las negociaciones en Buenos Aires, por lo que esperamos directivas de la UTA central para ver cómo seguimos”, comentó esta tarde Ayala.

Fuente: El DIARIO DE LA REPUBLICA

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate