Una pareja vivió un momento muy difícil durante su estadía en una parrilla, cuando su pequeño hijo apenas 2 años quedó atrapado en el interior de una campana par más de una hora y media. El hecho ocurrió en el restaurante “La Porfiada”, en la Provincia de Buenos Aires

atrapadoninio

Según indicaron, fue el llanto del niño el que alertó a todos los presentes. Su padre, al escucharlo, inmediatamente comenzó a buscar y, de esta forma, lo encontró atrapado dentro de la campana de la parrilla.

Desesperado, el hombre salió a pedir ayuda, por lo que luego de un llamado al 911 arribaron al lugar  efectivos del Comando de Patrullas, de la comisaría Decimoquinta, miembros del SAME y Bomberos. Mientras los socorristas trabajaban, el niño estuvo todo el tiempo consciente, por lo que debieron contenerlo ya que su cabeza había quedado atascada en la campana de la estructura.

No obstante, tras más de una hora y media de arduo trabajo, los rescatistas lograron liberar al pequeño, quien sufrió cortes en el cuero cabelludo, aunque no fue necesario hospitalizarlo debido a que sus lesiones no fueron de gravedad.

“Por el momento, desconocemos cómo fue que el nene llegó hasta allí”, detalló un investigador, aunque no se descarta que se pudo haber tratado de un accidente mientras el menor estaba jugando.

Fuente: policialescordoba.com

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate