El Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (Iscamen) sacó una resolución para que se empiece a cumplir con la ley 5665, del año 1993. A partir de ahora, se exigirá la "Receta Agronómica" para la compra de agroquímicos y solo podrán firmarla profesionales matriculados

agro

Un cambio radical vivirán productores e ingenieros agrónomos de Mendoza. A partir de ahora, para poder comprar agroquímicos habrá que contar con una "Receta Agronómica" firmada por un profesional matriculado en el Colegio de Ingenieros y Geólogos de Mendoza. Así lo dispuso el Iscamen a través de la resolución 769/18 para darle cumplimiento a la ley 5665 sancionada en 1993.

El objetivo es controlar la venta de productos tóxicos en la provincia sobre todo teniendo en cuenta incidentes como el que se vivió a principios de año en Malargüe. Allí, 34 cóndores fueron envenenados con carbofrano, un pesticida utilizado por productores y muy fácil de conseguir. Esto reflotó el debate de la necesidad de contar con una nueva ley de agroquímicos en Mendoza.

Finalmente se decidió adaptar la legislación vigente mediante una resolución del Iscamen que exige el cumplimiento efectivo de dos artículos de la ley 5665 que no se estaban respetando. En concreto, la normativa establecía la prohibición de la venta libre de productos tóxicos y la necesidad de contar con recomendación de un ingeniero agrónomo para poder acceder a los mismos.

A partir de ahora, para poder comprar ese tipo de productos habrá que contar con una "Receta Agronómica" de profesionales matriculados. Solo quienes figuren en los registros del Colegio Profesional de Ingenieros y Geólogos de Mendoza podrán generar la clave electrónica en el Iscamen para descargar e imprimir los formularios.

La nueva normativa establece también que el incumplimiento de estos requisitos "hará pasible al infractor de las sanciones establecidas en la ley".

Fuente: Mdzol

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate