En su perfil de Instagram aparecía como “argentinagringo”. Era el seudónimo desde el cual Bryan David Poplin, un estadounidense de 31 años que vivía en Córdoba, contactó a dos adolescentes de 13 años.

grooming

En un juicio abreviado se declaró culpable por acosar y difundir imágenes pornográficas de las víctimas y lo condenaron a tres años de prisión efectiva.

El estudiante de arquitectura estaba detenido desde el 20 de abril de 2017, pero el alerta se había activado un año antes, a través del Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados. Fue en ese momento cuando trascendió la primera denuncia.

Se trataba de una chica del valle de Punilla, a la que después de conseguir que le diera su teléfono convenció para que le enviara por WhatsApp fotos y videos desnuda. El segundo caso llegó poco después, con características muy similares. La víctima era de una localidad de Gran Córdoba y la acosó desde su cuenta de Instagram.

Para la fiscal, Ingrid Vago, ya no quedaban dudas. Poplin se había ganado la confianza de las adolescentes para atentar contra su “integridad sexual” y el hombre fue entonces primero imputado y condenado por el delito de Grooming.

En las últimas horas fue expulsado del país por el gobierno nacional informó la Ministro Bullrich.

Fuente: policialescordoba

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate