La niña nació con una malformación en su mano izquierda. Sus pequeños dedos le impedían agarrar las cosas, pero con la manito de plástico ahora podrá hacerlo sin esfuerzos.

ptoresis 

Juana Janckowicz tiene 8 años y nació con la mano izquierda casi sin desarrollar, no tiene palma y sus dedos son muy cortos. Hace unos meses despertaron en ella las ansias de asir cosas y, ayer, cerca del mediodía, logró complacerlas. "Atomic Lab", el proyecto que realiza prótesis con una impresora 3D y las entrega de manera gratuita en todo el país, le llevó una en color negro y violeta. Con ella podrá manejar mejor los cubiertos a la hora de comer y ganará confianza para subirse a la bici sin las rueditas de apoyo que aún no puede dejar. 

Gabriela Escudero, la mamá de la pequeña, contó que la malformación se produjo porque las bandas amnióticas del saco que envuelven al bebé en el vientre se habrían adherido al miembro inferior. "Tiene una agenesia de mano izquierda. Cuando ella tenía 3 años, vimos por televisión que unos chicos habían realizado una prótesis a un chico de Mendoza, a bajo costo y evaluamos ir a Buenos Aires a conseguirla. En ese entonces, era mucha la demanda que tenía, hasta que hace poco vi que salían a recorrer la Argentina. Lo hablamos con la fisiatra, y nos dijo que a esta edad el cerebro pide la necesidad de agarre. Por eso nos apoyó a que la pidiéramos y dijo que sería la solución", describió la mujer.

Si bien la niña se maneja sola para atarse los cordones y los patines, o realizar otras tareas cotidianas; manejar los cubiertos a la hora de comer le resulta un poco engorroso. "Quiere aprender a cortar, hoy clava el tenedor, lo sostiene y corta con la derecha. Mi mamá pidió que le hicieran un utensilio ligado a dos pulseras esclavas para que no se quemara con la comida. Tampoco puede agarrar los vasos. Con 8 años todavía no se anima a andar en bici sin las rueditas, porque le falta el agarre, no hace equilibrio y siente que se le va", explicó Gabriela.

La buena noticia llegó hace casi 30 días y se terminó de confirmar el lunes. "Atomic Lab", con Gino Tubaro, Alexia Gozuk y Aldano Pelusso a la cabeza, arribarían a la ciudad con el dispositivo tan esperado por Juana.

El proyecto apunta a que quienes cuenten con una impresora 3D consigan copiar los modelos de los dispositivos y así ayudarles a entregárselas a quienes más lo necesitan. "En unas semanas llegamos a las mil prótesis hechas. Además, como son archivos de nota que se pueden descargar desde internet de forma gratuita, hay entre 20 a 30 mil descargas más que son anónimas", contó Tubaro.

Pelusso detalló que poseen embajadores en 40 países que reproducen su trabajo. "Nuestra idea es que ellos realicen muchas más que nosotros. Esta prótesis de Juana fue hecha en el penal de Ezeiza por mujeres privadas de su libertad. Hicimos un taller en el complejo IV de la cárcel de mujeres, donde capacitamos a las internas y al personal del servicio penitenciario. Compramos las máquinas para que allí pudiesen imprimirlas, ensamblarlas y enviarlas por correo. Ya crearon cerca de 60", detalló Pelusso.

Alexia fue quien dio una breve explicación a la nena sobre cómo usarla y que el miembro de plástico es muy versátil: se puede pintar y hasta pegar stickers o espejitos si quisiera maquillarse. Un cambio de vida rotundo para ella y sus padres, gracias a la tecnología.

Fuente: El Diario de la República

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate