El delincuente sorprendió a la agente, que vestía de civil, cuando regresaba a su hogar, en Temperley. La justicia consideró que fue un caso de legítima defensa y dejó a la oficial en libertad.

diecinueve 

Una mujer policía, que estaba de franco y vestía de civil, fue sorprendida por un ladrón de 19 años cuando volvía de hacer las compras a su casa en la localidad bonaerense de Temperley. Ella se identificó y dio la voz de alto y abatió de tres tiros al delicuente.

Todo ocurrió el sábado, unos minutos antes de las 22. Damián Fonseca González vivía a unas 40 cuadras de la casa que quiso asaltar, pero había elegido a la víctima al azar. Cuando encontró resistencia no se amedrentó, amenazó con su arma a la mujer y trató de entrar con ella a la vivienda.

El enfrentamiento entre ambos terminó a los tiros. La oficial, que cursa en tercer año en el instituto Juan Vucetich, disparó cuatro veces y tres de los disparos dieron en el blanco. Impactaron en el pecho del ladrón que cayó al piso y murió unos minutos después. Cerca de su cuerpo, quedó su revólver que más tarde fue incautado por la policía.

La investigación quedó a cargo del fiscal Lorenzo Latorre y, hasta el momento, no se dispuso ninguna sanción contra la mujer al considerar que se trató de un caso de legítima defensa.

 Fuente: TN

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate