La iniciativa se aplica a operaciones de menor complejidad y busca reducir el estrés y la ansiedad familiar.

descapotable 

El Hospital Parc Taulí de Sabadell, de Barcelona, España, incorporó un auto eléctrico de juguete para que los más pequeños entren al quirófano de una forma divertida y relajada. Se trata de una idea aplicada a intervenciones que son de menor complejidad, aunque requieren de anestesia general.

La idea nació de un hospital de Oklahoma, Estados Unidos, que tomaron los profesionales de enfermería para inspirarse y darles a los pequeños valientes una alegría antes de ingresar a la sala de operaciones. Esta iniciativa se tradujo en la reducción del estrés y la ansiedad prequirúrgica, tanto para los niños como para sus familias.

El director de Cirugía Pediátrica del Taulí, Bernardo Núñez, apuntó a que existen publicaciones científicas aprobando el uso de vehículos eléctricos y juguetes en el quirófano y lo calificó como una excelente manera de “disminuir los nervios ante una cirugía que causa ansiedad”.

Además del juguete, los chicos  pueden escuchar su música favorita, siendo, como marcó el hospital, el primer centro sanitario de Barcelona que introduce este coche de juguete en el camino hacia los quirófanos.

Fuente: Clarín, La Vanguardia.

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate