Un ciudadano boliviano, expareja de su hermana, se las llevó al país vecino y las obligó a trabajar como damas de compañía. Fueron 32 largos años de incertidumbre.

 

mujerrescatetrata

Este martes, una argentina que fue víctima de trata de personas fue rescatada en la localidad de Bermejo, Bolivia, junto a su pequeño hijo de tan solo nueve años.

La historia comenzó en 1987, cuando la víctima tenía 13 años. Según se pudo saber de fuentes de la investigación, un ciudadano boliviano, de unos 50 años, se llevó a Bolivia a la mujer en cuestión y a su hermana, que era la novia del hombre. Lo hizo bajo la promesa de conseguir trabajo en el país vecino.

Luego de tres meses, la hermana de la víctima se peleó con el hombre y regresó a la Argentina, aunque no pudo traer consigo a su familiar. Según declaró, el ciudadano boliviano "las engañó" y una vez en el país vecino las obligó a trabajar en un bar nocturno como damas de compañía. El sitio fue identificado como "Lola C", aunque se desconoce su ubicación exacta.

La mujer también afirmó que el hombre no dejó que la argentina, que hoy tiene 45 años, abandone Bolivia. De hecho, según su relato, la tuvo cautiva allí durante todos estos años. Toda esta información fue entregada a Ministerio Público de la Nación, Procuraduría de Trata y Explotación de Personas, el 18 de julio del año 2014, lo que dio inicio a la búsqueda de la ciudadana.

El operativo de rescate estuvo coordinado con la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen de la Policía boliviana, quienes fueron los encargados de dar con el paradero de la víctima.

Ya a salvo, tanto la mujer como su hijo quedaron a disposición de la Oficina de Rescate y Asistencia a las Víctimas del Delito de Trata de Personas de la ciudad de Salta y, finalmente, viajaron hasta Mar del Plata, donde se reencontraron con su familia.

Según pudo saber TN.com.ar, ya se reencontró con su familia en Mar del Plata.

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate