El Gobernador de San Luis expresó que será enorme la cantidad de personas que trabajarán, no sólo médicos. Los encargados de las imágenes no necesariamente tienen que ser doctores, pueden ser instrumentistas. Las capacitaciones serán amplias y diversas, representarán una gran oportunidad de formación.

davinci 

Al respecto, el primer mandatario provincial explicó: “Vamos a realizar las capacitaciones de varias maneras, la más puntual, va a ser a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Universidad de La Punta (ULP). Particularmente, el manejo del ‘Da Vinci’ requiere cirujanos. Un especialista, con mucha experiencia, puede tardar 45 días en pasar de la cirugía común a manejar ese sistema. Y uno que no es tan experimentado, va a tardar más tiempo. Por eso, nosotros empezamos ahora. Queremos iniciar la capacitación en estos días porque pensamos y deseamos que sean todos profesionales de San Luis o allegados a la provincia que les entusiasme el proyecto y que no vean ningún inconveniente en trabajar acá como un nuevo centro nacional o regional de la salud”.

Entusiasmado con esta importante inversión tecnológica que será puesta en funcionamiento al servicio de la salud de la comunidad sanluiseña, el gobernador añadió: “Yo entiendo que el robot requiere, más o menos lo que hoy implica una operación común, más lo que demanda el manejo de toda la tecnología que está ahí, más todos los quirófanos. Es enorme la cantidad de personas que trabajarán, no sólo médicos. Los encargados de las imágenes no necesariamente tienen que ser doctores, pueden ser instrumentistas. Las capacitaciones serán amplias y diversas, representarán una gran oportunidad de formación”.

En ese sentido, Alberto expresó: “Yo quiero entusiasmar a la puntana y al puntano, tenemos un notable potencial para capacitarlos, participar de la construcción, en el acceso al mundo del conocimiento”.

El “Da Vinci”: tecnología de punta

El sistema quirúrgico “Da Vinci” es un dispositivo desarrollado por la empresa norteamericana Intuitive Surgical, y aprobado en el 2000 por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos. El Sistema -que se utiliza para múltiples procedimientos quirúrgicos, especialmente en prostatectomías- está controlado por un cirujano que opera desde una consola y se diseñó para facilitar la cirugía compleja empleando un enfoque mínimamente invasivo. Este factor permite superar las limitaciones propias de la cirugía abierta y laparoscópica, potenciando en términos de visión, precisión y control las habilidades del cirujano. El robot “Da Vinci” no es autónomo, requiere en todos los casos la intervención y toma de decisiones de un profesional que actúe como operador humano para todas las acciones.

El robot quirúrgico se compone de una consola ergonómica desde la que el cirujano opera sentado y que, normalmente, se encuentra en el mismo quirófano. Al lado del paciente se sitúa la torre de visión (formada por controladores, video, audio y proceso de imagen) y el carro quirúrgico que incorpora tres o cuatro brazos robóticos interactivos controlados desde la consola, en el extremo de los cuales se encuentran acopladas las distintas herramientas que el médico necesita para operar, tales como bisturíes, tijeras, unipolar, etc.

Fuente: ANSL

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificacion 0.00 (0 Votos)
 
 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

 

Traductor/Translate

 
lapuntavisita
 
eltrapiche