El ladrón, ya detenido, es vecino de la familia y la atacó al darse cuenta que la chiquita lo había reconocido.

more 

Morena Ponce tiene 7 años y atravesó tres intervenciones quirúrgicas desde el ataque ocurrido el domingo 13 de enero, cuando un ladrón se metió en su casa y al verse reconocido por la chiquita (son vecinos) le dio 11 puñaladas.

Poco a poco, Morena se fue recuperando y su fortaleza sorprendió incluso a los propios médicos. Todo eso permitió que este jueves le dieran el alta de la Clínica del Niño, en Quilmes. A su lado, siempre, su madre, Flavia Zayas (34).

"Gracias por todo lo que hicieron por mí", dijo, con su muñeco de peluche preferido y bien puesta la camiseta de River, firmada por todos los jugadores, recuerdo imborrable que le quedará del gran gesto que tuvo el capitán Leonardo Ponzio. La madre, además, agradeció a todos los vecinos que se acercaron a mimarla y a preguntar por ella.

El domingo 13 de enero último, a las 4.30 de la madrugada, Flavia y su pareja, Eduardo Luna (35), dormían en su casa de la calle 1336 al 1000 cuando escucharon los gritos de la nena. Entraron al cuarto y la vieron herida con cortes en un brazo y el pecho. “Mami, tengo miedo”, alcanzó a balbucear la chiquita, mientras abrazaba a "Wilson", su jirafa de peluche.

Para no ser descubierto, Iván Fernando Cáseres (23), el ladrón, había dejado las zapatillas al costado de un mueble. Revolvió los cajones y, cuando notó que la nena despertaba y lo reconoció como su vecino, la atacó con un cuchillo.

Luna llevó corriendo en brazos a la niña hasta una salita sanitaria cercana, donde entró con un paro cardiorrespiratorio y dos enfermeros la reanimaron. Había perdido mucha sangre. Allí la estabilizaron para luego trasladarla al hospital El Cruce de Florencio Varela, donde la sometieron a la primera operación. Luego fue derivada a la clínica donde permanece internada.

El delincuente vive a dos cuadras de la casa de la víctima. Escapó con la tablet que le habían regalado a Morena para los Reyes Magos, aunque lo atraparon a las pocas horas luego de que su madre lo entregara. En su casa hallaron la ropa ensangrentada que había usado cuando atacó a Morena y el cuchillo.

Cáseres, que tiene antecedentes por robos, se negó a declarar ante la fiscal del caso, María Nuria Gutiérrez, de la UFI descentralizada N° 4 de Florencio Varela. Está imputado por “tentativa de homicidio”.

Fuente: Clarín

 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate

     
       
    lapuntavisita  
       
    eltrapiche