El lunes, dos madres solicitaron presencia policial por unos elementos de dudosa procedencia que habían traído sus hijos menores.

elementos 

Una de ellas le contó a los uniformados que su hijo de 15 años con un amigo, y vecino del frente, de la misma edad, trajeron varias cosas robadas de una casa quinta de la zona Este de la ciudad.

La progenitora hizo entrega de cables tipo taller de varios metros, un martillo, una masa, una pava eléctrica, un par de botines de fútbol, un serrucho de mano, un cuchillo de veinte cm, una faca y un corta hierro. Luego indicó el domicilio del otro adolescente donde había más cosas.

La otra madre entregó una motobomba, una motosierra, un módulo de panel solar y narró la misma historia.

Personal de Comisaría de Atención a la Niñez y Adolescencia trasladaron a ambos menores y sus progenitores a la Dependencia para continuar con las diligencias de rigor.

Más tarde ubicaron al damnificado, quien manifestó que el día 31 de enero fue víctima de un robo pero no dio aviso a la Policía. El hombre de 51 años reconoció todos los elementos como de su propiedad, posterior recuperó los bienes.

 Fuente: Policía de San Luis

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate