João tiene 9 años, vive en Paraná, Brasil y la historia con su pequeña mascota trascendió a otro nivel.  Y es que no era un gato como cualquier otro: cuando él y la gatita se conocieron, João notó que a la felina le costaba caminar. Fue en ese entonces que la adoptó y decidió cambiarle la vida. 

gatatullida 

Una tarde, João visitó la casa de un vecino y vio que tenía una camada de gatos recién nacidos que jugaban en el patio. “Él vio a uno que no podía caminar,” contó la mamá del niño, Rogéria Bello Corazza y agregó: “Estaba muy triste al ver a los otros gatitos jugando, y que ella no podía moverse bien”.  Es por eso que decidió llevársela a casa y hacer algo al respecto.

Una vez que llegó a casa con su nueva mascota, João usó su imaginación para lograr que la gatita pudiera volver a caminar de alguna u otra forma. Primero pensó que con un carrito de movilidad volvería a moverse por sus propios medios. Pero este debería ser lo suficientemente pequeño ya que su nueva mascota también lo era.

De la mano de un amigo, João fabricó una silla de ruedas en miniatura. Apenas la probó, vio que funcionaba: su gatita ahora podía caminar. La madre de este pequeño gran héroe fue quien subió el video a las redes, para que se difunda esta hermosa historia llena de empatía, creatividad y bondad.

Fuente: Aire Digital.

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate