Es un sistema de inteligencia artificial que gestiona los tratamientos y controles de personas con esa enfermedad.

diana 

Hablar de tecnología y salud en una misma oración empieza a ser costumbre en San Luis. El gobierno puntano desarrolló "Diana", una app de inteligencia artificial pensada para unos siete mil pacientes diabéticos de toda la provincia. El asistente virtual ayuda a gestionar los tratamientos, guardar los distintos controles y hacer recomendaciones a la persona que sufre la enfermedad. Informaron que en los próximos días iniciará un periodo de prueba, y que antes de junio estará disponible para todos los que lo requieran.


Remedios para la diabetes, insulina para ajustar la glucosa en sangre, medicamentos para la presión arterial, pastillas para el colesterol y controles permanentes de todo tipo. El paciente diabético tiene un estricto y amplio tratamiento que debe llevar adelante durante toda su vida, y no cumplirlo puede significar una complicación en su cuadro.


"'Diana' es un asistente virtual que utiliza inteligencia artificial para ayudar a la persona que sufre diabetes a gestionar sus tratamientos. Le recuerda la medicación que tiene que tomar, almacena los controles de glucemia, presión arterial y hemoglobina glicosilada, que son rutinarios para el diabético; los guarda y los pone a disposición en el momento en que se requieran para el paciente o el médico de cabecera. Además, puede dar una serie de recomendaciones, como caminar determinados pasos a la semana, mantener una dieta saludable, cuidar los pies", explicó Cristian Cano, jefe del Programa Gobierno Digital.


Luego, continuó: "Es común que algún cuadro se complique porque el paciente no sigue estrictamente un tratamiento. El 50 por ciento de los diabéticos no conoce su condición, y solo el 50 por ciento que sabe que es diabético adhiere bien al tratamiento. Además, no es por unos días, sino que es de por vida, lo que puede producir un abandono después de determinado tiempo. La app retrasaría las complicaciones al ayudar al paciente a adherir mejor al tratamiento y a sus controles".


El sistema se desarrolló durante aproximadamente seis meses, gracias al trabajo coordinado entre los ministerios de Salud y Ciencia y Tecnología, junto con médicos especialistas y la empresa que ganó la licitación. Explicaron que recibió su nombre por "diana", un término médico que hace referencia a los órganos que afecta la diabetes (corazón, cerebro y riñones).
La app puede interpretar el lenguaje humano a través del texto o la voz, y dar distintas notificaciones a los usuarios a través de mensajes o un chat. Actualmente, está en un periodo de prueba, por lo que su comunicación con la persona se irá perfeccionando con el correr del tiempo. 


"El sistema trabaja de forma individualizada. Necesita consumir los datos del paciente, porque todos los tratamientos son distintos y no se puede generalizar. Ahora estamos reclutando a los veinte pacientes para la prueba piloto de 'Diana'. Diez nos va a proveer la Fundación Diabetes y otros diez serán del sistema público. Tenemos que trabajar en la carga de datos del sistema de la aplicación y en una breve capacitación a los beneficiarios, para que puedan interactuar. Eso nos llevará alrededor de diez o quince días. El piloto durará dos meses. Si todo va bien, para antes de junio estará popularizada", aseguró Cano.


"Ramón Carrillo" es una aplicación que también elaboró el Gobierno de la Provincia para el uso del Ministerio de Salud, mediante el equipo de agentes sanitarios, que recorren los distintos barrios y localidades de San Luis para hacer un relevamiento de todo lo que tiene que ver con la salud de las personas. Según los datos obtenidos por el sistema, en la provincia hay alrededor de cinco mil pacientes diabéticos, que se suman a otros dos mil registrados en el sistema de salud público. Es decir que aproximadamente siete mil puntanos podrán beneficiarse de "Diana", si así lo requieren.

Fuente: EDR

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate