“Antes éramos esposo y esposa, ahora somos hermanos de sangre. Tuvimos una vida juntos y fuimos separados por el destino, y el destino nos unió de nuevo".

donadora 

Más de una década después de separarse, Beth Caperclaro, una mujer brasileña, donó uno de sus riñones a su ex marido, Claus Ziegelmaier. “Antes éramos esposo y esposa, ahora somos hermanos de sangre”, dice el trasplantado.

La operación se realizó en Londrina, el 30 de noviembre. Después de recuperarse de la cirugía, Claus dejó la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) y ahora espera alta en la habitación del hospital. Sólo tiene que agradecer por la buena acción de su ex mujer.

“En el principio me llevé hasta un golpe cuando mi ex esposa habló, porque es un gesto de amor. No de quien menos espera, pero tuvimos una vida juntos y fuimos separados por el destino, y el destino nos unió de nuevo “, dijo.

Ellos se quedaron juntos por 17 años, sumados el noviazgo y el matrimonio, y decidieron separarse de manera pacífica y conversada, sin hijos y sin rencor.

Claus entonces se casó de nuevo; poco tiempo después, descubrió una enfermedad que le causó la pérdida de la función de los riñones. Desde entonces, pasaba por sesiones de hemodiálisis tres veces por semana, cuatro horas al día, en una rutina que ya dura cuatro años. Su médico le indicó un trasplante de riñón, y luego, él y su familia empezaron a buscar por posibles donantes.

En la búsqueda, la actual esposa de Claus, Amanda Ziegelmaier, encontró a Beth caminando en la calle. Ambas ya se conocían personalmente y conversaron.

“Fue un día que estaba muy mal y conversé con ella. Ella quería saber cómo estaba el Claus y este día ella habló que quería por lo menos intentar hacer el examen para ver si podía ayudarlo de alguna manera”, dijo Amanda.

Beth hizo un examen de compatibilidad y descubrió que podría hacer la donación. No pensó dos veces y con coraje, decidió someterse a la cirugía, aceptando ser donante en nombre de las buenas vivencias que tuvo con el ex marido.

“Por gratitud, ¿sabes? Diecisiete años junto con una persona que nunca me hizo algo malo. Por lo tanto, creo que le debía a él como agradecimiento de la persona que él fue para mí en el pasado “, relató.

Después del trasplante, Beth bromeó que ahora ella ganó una nueva familia y su ex marido, una nueva vida.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificacion 0.00 (0 Votos)
 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate

     
       
    lapuntavisita  
       
    eltrapiche