El municipio percibió un 43 por ciento más en concepto de TGI (Tasa General de Inmueble) luego de rebajar los impuestos a la mitad.

genio 

Enrique Vallejos administra la ciudad más importante del norte santafesino y como el resto de las localidades de la provincia sufrió el impacto por la quita del Fondo Sojero dispuesto por el gobierno nacional como también el aumento del combustible y los insumos y la cláusula gatillo para los estatales.

Sin embargo, Vallejos optó por tomar un camino arriesgado y dispuso una reducción del 48,5% de la Tasa General de Inmueble para quienes paguen dentro de los primeros quince días del mes, una experiencia inédita en Argentina.

En su primer mes de aplicación, la cantidad de contribuyentes que pagaron a término aumentaron en un 48 por ciento permitiéndole al municipio recaudar en febrero un 43% más respecto al mismo mes de 2018, un excedente de 92 millones de pesos sólo en concepto de TGI, un volumen muy importante para un presupuesto de 900 millones de pesos.

"Luego de un exhaustivo estudio de los últimos diez año advertimos que cada vez que se aumentaban los impuestos disminuían en un 35 por ciento los contribuyentes que cumplían con el tributo" sostuvo.

"Rompimos la lógica habitual y la costumbre de los vecinos que no pagaban y esperaban que apareciese una moratoria lo cual terminaba castigando a los incumplidores. Es por ello que decidimos no hacer más moratorias y premiar a quienes pagan puntualmente" explicó el intendente.

Además, para quienes paguen por adelantado todo el año, aparte del 48,5 se le bonifica un mes entero: "después de muchos análisis, consultas y trabajo tomamos la medida que no dejaba de ser un riesgo porque a pesar de la teoría estamos en un contexto muy difícil pero nos salió bien" reconoció Vallejos sin ocultar el alivio.

Por otra parte, el intendente también dispuso una reducción de la patente del automotor que de seis cuotas anuales las limitó a cuatro y la quinta con un descuento del 50 por ciento mientras que a la regularización de planos, una rebaja de 40%.

De esta manera, el intendente prevé revertir el rojo por la mora en impuestos municipales que el año pasado superó los 200 millones de pesos. "A pesar de todo, compramos 60 máquinas pesadas y vehículos y pudimos reemplazar casi la totalidad de lo que se pagaba por alquileres" sacó pecho el mandatario.

Enrique Vallejos es un intendente peronista; en el Concejo Deliberante está en minoría y el senador departamental y el gobierno de la provincia pertenecen al Frente Progresista "aun así, hemos podido mantener un buen diálogo y llevar adelante políticas que benefician a todos los vecinos" destacó, una rareza para un país atrapado en la grieta.

De hecho, Vallejos ha hecho público su apoyo a Omar Perotti en la interna peronista para la gobernación pero los candidatos a concejales de María Eugenia Bielsa también lo apoyan. 

Fuente: lapoliticaonline

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificacion 0.00 (0 Votos)
 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate

     
       
    lapuntavisita  
       
    eltrapiche