Comercializan ropa, juguetes, indumentaria para gauchos, carritos y comidas.

renca 

La fiesta religiosa de Renca al igual que la de Villa de la Quebrada mezcla la devoción hacia Cristo con lo comercial. Hasta ayer se habían instalado unos 90 puestos de venta de diversos rubros en la calle Gregorio Franco, informó el Municipio de esa localidad.
Los stands comenzaron a armarse entre el sábado y domingo. Hay puestos de ropa, de juguetes, de accesorios e indumentaria para gauchos, carritos y patios de comida. También se colocaron dos pequeños parques de diversiones destinados a niños. A pesar del panorama económico, estos vendedores apostaron a que  la celebración traiga también muchos compradores.
La jefa comunal, Romina Peralta, precisó: "Hay muchos puesteros que es la primera vez que vienen a la fiesta y están muy entusiasmados. Llegaron desde todo el país, pero este año hay muchos que son del norte, como Salta y Jujuy. Esta es una celebración muy tradicional y muchos comerciantes empezaron a venir hace más de 30 años, y ahora vienen sus hijos con sus emprendimientos".
Cada stand tiene un valor de 7 mil pesos, en el 2018 se cobraba a 5.500. "Debido a la situación que atraviesa el país, el incremento del alquiler no fue mucho. Tenemos lugares para que se instalen casi 150 puestos, que esperemos llegar a ese número el viernes (mañana)", describió.      
La comerciante Valeria Díaz, de Villa Mercedes, hace 22 años que viene consecutivamente con un puesto en donde vende música en CD, películas en DVD y pendrives. "Siempre nos fue muy bien y esperamos que en esta fiesta se repita. Siempre estamos 5 y 6 días, hay que venir con tiempo para armar el puesto y tener todo acomodado para estar listos cuando comience la fiesta. Tratamos de tener los precios accesibles. Tenemos muchas expectativas, estamos muy ansiosos y creemos que será bueno. Tengo fe", señaló.
Rubén Quiroga, de Buenos Aires, en su puesto vende todo lo relacionado a artículos de santería. "Hace más de 15 años que venimos para esta fiesta y ya es una costumbre. Siempre nos fue bien aunque en los últimos años la venta fue bajando. Comercializamos pulseras de acero, cadenas de oro, velas y todo lo referido a lo religioso. Me enteré de la fiesta porque mi padre solía venir y además tengo parientes en Villa Mercedes que me dijeron de la celebración", contó.
Edith Núñez, de Santa Rosa del Conlara, tiene un emprendimiento que se llama "Dulzuras Maiva", hace 12 años que vende jugos granizados, helados, pastelitos, garrapiñadas, tortas y tartas. "Desde hace 6 años que estamos viniendo consecutivamente, llegamos ayer (martes) para armar el carrito y hoy (miércoles) empezamos a trabajar, sobre todo a la tarde, ya que a esa hora había mucha gente. Los precios los tenemos igual que el año pasado, algunos los tuvimos que mantener y otros tuvieron un pequeño incremento", detalló
el comerciante, Isaac Viva, de la localidad Ojo del Agua de Santiago del Estero tiene un stand en donde comercializa accesorios e indumentaria para gauchos.  "Vengo a la fiesta hace más de 20 años y traigo mercadería de primera. Tengo clientes a los que les vendo, cuando vengo a acá, todos los años para esta fecha. Tenemos riendas, cabezadas, bozales atadores, lazos trenzados, ropa para el gaucho como bombachas, alpargatas y boinas. Con mi familia tenemos una miniempresa y todo lo elaboramos nosotros. Este año algo se está vendiendo, la gente consulta mucho, pero algunos compran", manifestó.

Fuente: EDDLR

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificacion 0.00 (0 Votos)
 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate

     
       
    lapuntavisita  
       
    eltrapiche