El agresor le reclamó que volvieran a ser pareja y, ante la negativa, tomó un encendedor y prendió fuego los colchones.

excasa 

Osvaldina Martínez y sus seis hijos están en la calle desde el lunes. Ese fue el día en que su expareja fue a buscarla a la casa en la que vivían en la ciudad de Luján y le reclamó a los gritos que volviera con él. Ella no quiso, y se la prendió fuego.

No era la primera vez que la mujer era víctima de la violencia de quien había sido su pareja, aunque nunca había llegado tan lejos. Cuando se cansó de insultarla, esta vez, no se fue sino que tomó un encendedor y lo arrojó sobre dos colchones. Las llamas envolvieron todo en pocos segundos y solo quedaron en pie las paredes de material.

"Está destrozada porque perdió todo por una locura, y desde que pasó el ataque deambula por las casas de sus seres queridos para que sus nenes, de 3 y 12 años, no estén a la intemperie todo el día, sufriendo de frío. Llora por sus hijos, se siente culpable que ellos también estén pasando por esto", dijo una allegada a la familia, Marina.

La mujer duerme ahora con sus hijos menores en una carpa. Los mayores "improvisaron" una habitación con maderas y nylon. Perdieron todo lo que tenían menos el miedo, porque el agresor escapó. "Temen que vuelva para cometer algo peor", remarcó.

Fuente: TN

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificacion 0.00 (0 Votos)
 
 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

 

Traductor/Translate

 
lapuntavisita
 
eltrapiche