Medios El Punteño Edgar Fabían Ferrarelli ( clase 16, todos los derechos reservados)

olacalor

Esta semana arrancó con una ola de calor intensa. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) estableció un alerta por altas temperaturas, que podrían trepar hasta los 40 grados en varias zonas del centro del país. Según se anunció, la ola de calor va a durar hasta el próximo miércoles 11 de diciembre.

Ante este panorama, es importante tomar los recaudos adecuados para que el calor no afecte de forma negativa la salud. Las altas temperaturas y una exposición al sol prolongada pueden causar golpes de calor o quemaduras en la piel (unas de las principales causantes de los cánceres dermatológicos). Además, hay que prestar atención especial a los grupos de riesgo, como lo son los bebés, los niños pequeños,  las personas mayores de 65 años o aquellas que presentan enfermedades crónicas (como hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes).

Durante una ola de calor la principal recomendación de los médicos es estar en zonas frescas y refrigeradas. Es decir, evitar en la medida de lo posible estar al aire libre, especialmente entre las 11 y las 17 horas. 

Si por cuestiones laborales o personales no es posible evitar salir al exterior, existen una serie de recomendaciones que es importante seguir para evitar consecuencias negativas a la salud.

Gonzalo Díaz Babio, médico cardiólogo y miembro de la Fundación Cardiológica Argentina (MN: 129.388), enumeró:

Vestimenta: es importante usar ropa de colores claros, que no absorban calor, holgada y de materiales livianos. Además, si es posible, es aconsejable cubrirse la cabeza con una gorra, un sombrero o incluso un pañuelo.

Hidratación: es necesario beber aunque no se tenga sed. “Si la recomendación de consumo diario son dos litros por día, en jornadas así es importante tomar todavía más líquido, es importante mantenerse hidratado de forma constante”, advirtió Díaz Babio. Además, el experto aconsejó evitar las bebidas alcohólicas, las azucaradas y las infusiones calientes.

Alimentación: es adecuado evitar comidas abundantes y consumir productos ligeros, especialmente incorporar a la dieta muchas frutas y verdura (que contienen mayor cantidad de agua). “Se deben evitar las comidas más calóricas porque exigen al cuerpo y aumentan la temperatura corporal”, indicó el médico cardiólogo. Es bueno elegir como menú ensaladas o carnes menos pesadas, como el pescado o el pollo que son de más fácil digestión.

Protección solar: siempre hay que usar cremas de protección solar, de factor 15 o más, al salir a la calle para cuidarse del efecto de los rayos ultravioletas. Durante las olas de calor, es mejor llevar el protector encima para renovarlo con mayor frecuencia ante la transpiración que provoca que se desprenda el producto.

Ejercicio: estar activo es saludable pero en jornadas de temperaturas elevadas no se debe realizar actividad física en el exterior ni tampoco en ambientes calurosos. “En ciertos horarios ejercitarse al aire libre es riesgoso. Por otro lado, es habitual que en días calurosos la población se moje para refrescarse. Algo que es recomendable, siempre y cuando se use agua potable y limpia. “Mojarse no está mal pero hay que ver con qué se lleva a cabo, hay que evitar utilizar agua de las fuentes o estancadas”, explicó el médico.

Fuente: Perfil

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificacion 0.00 (0 Votos)
   
 
 
 
potreroencanta
 
 
 
rotativas_6.gif

Traductor/Translate

 
lapuntavisita
 
 Marca Municipalidad de Juana Koslay
 
 carmen