San Luis Informa 27 septiembre 2020

piden los consideren trabajadores esenciales,

De ese modo protestaron los transportistas para que el Gobierno de San Luis flexibilice los protocolos de ingreso y egreso a la provincia, y lo considere trabajadores esenciales. Al mismo tiempo sus familiares se movilizaron por el centro de la ciudad, y de igual modo se hizo en Villa Mercedes.

 

Las protestas fueron simultáneas en San Luis y Villa Mercedes, desde las 17 el sábado 26 de septiembre.

 

Desde las 17 de este sábado, los bocinazos se sintieron de manera simultánea en San Luis y Villa Mercedes. El reclamo estuvo encabezado por los familiares y amigos de camioneros que llevan meses sin poder ver a sus familias porque los protocolos para “bajarse” en San Luis son muy exigentes.

 

Los transportistas que aguardan por exigencias del Gobierno en los centros de carga y descarga hicieron que un gran bocinara uniera a las dos ciudades al mismo tiempo.

 

Familiares y allegados de los transportistas de Villa Mercedes y de San Luis volvieron a pedir por la flexibilización de los protocolos, hoy con un bocinazo que unió a las dos ciudades.

 

Los choferes acompañaron el reclamo desde el Autódromo “Rosendo Hernández” y la Zal.

 

En el Autódromo “Rosendo Hernández” los camioneros le hablaron al gobernador: “Señor Alberto, estamos cansados de estar presos, basta de no poder ver a nuestros hijos, del daño psicológico que nos ha hecho, ya tiene el virus en la calle, déjenos libre”.

 

Los camioneros que viven en San Luis vienen desde hace tiempo pidiendo a Alberto Rodríguez Saá protocolos flexibles, test rápidos y gratuitos, como ya implementaron otras provincias, y un trato más humano. Plantearon la necesidad “de estar rápido” en sus casas, y no tener que esperar una semana los resultados para saber si tienen o no coronavirus. Expusieron casos de trabajadores que llevan cinco meses sin poder ver a sus familias.

 

La semana pasada un camionero se encadenó en el autódromo porque ingresó con su PCR negativo y de igual manera lo obligaron a realizar una cuarentena en un hotel.

 

La protesta se da días después de la presentación de una carta a Rodríguez Saá, de la cual no tienen una respuesta. Reclaman que se tomen a los choferes como trabajadores esenciales y “que tienen los mismo derechos de volver a sus casas libremente”, como “los médicos o los policías”.

 

En Villa Mercedes el bocinazo comenzó en la Plaza San Martín, frente a la Municipalidad, y luego se extendió en la ZAL.  “Que vuelvan a casa”, pidieron en la ciudad villamercedina durante la caravana que recorrió la ciudad.

 

 

Con informacion de El Chorrillero, y familias unidas camioneros de San Luis