San Luis Informa 19 julio 2020

lanacion.com

Sofía Terrile

lanacion.com

Al menos 10 bancos ya avanzan en inhabilitar cuentas en dólares de quienes estén haciendo transferencias sospechosas para “comprar” o “vender” el cupo de US$200 de o a un tercero; en otras palabras, quienes presuntamente sean “coleros” o soliciten sus servicios. Sucede luego de que se confirmara que una entidad internacional fuera la pionera de las grandes firmas financieras en realizar este tipo de prohibiciones para operar de manera digital.

 

Según pudo saber LA NACION, al menos tres de los cinco bancos con más depósitos del país ya están inhabilitando la operación digital de las cuentas en dólares de algunos clientes o evalúan implementarla en los próximos días.

 

Además, se sumaron otros cinco: dos digitales y tres “tradicionales” más chicos. A su vez, otros dos evalúan tomar este tipo de medidas. Uno de ellos es público. Es decir que hay al menos 10 entidades financieras que lo implementaron como práctica o lo están por implementar. La información fue confirmada bajo pedido de reserva de las fuentes.

 

La operatoria es la siguiente: se detectan movimientos inusuales (mayor cantidad de transferencias en pesos o en dólares) y se procede al “cierre” parcial de la cuenta en dólares de esa persona o empresa, que desde ese momento podrá depositar, retirar y comprar divisa estadounidense solamente de manera física en el banco hasta que presente documentación que justifique esos movimientos.

 

Hay al menos diez entidades financieras que lo implementaron como práctica o lo están por implementar

 

Es decir: no hay un bloqueo total de la operatoria en dólares, sino temporal y por el canal digital. Algunas de esas cuentas inhabilitadas pueden terminar en un reporte de operaciones sospechosas (ROS) elevado a la UIF o en sumarios cambiarios iniciados por el Banco Central (BCRA).

 

Por el momento, son decisiones de los departamentos de compliance de los bancos y no hubo una directiva explícita del Banco Central para que esto suceda. Aunque, como decía un referente del sector por lo bajo, a veces no hace falta una circular para que los bancos, parte de una de las actividades más reguladas de la economía, quieran ahorrarse problemas con la autoridad.

 

A su vez, el BCRA aclaró que las entidades financieras, por sus políticas de prevención del fraude cambiario y de prevención del lavado de activos, tienen permitido establecer “restricciones comerciales al uso de los productos bancarios contratados, sin afectar los fondos de los clientes”.

 

La novela de los “coleros digitales” empezó cuando se detectó un mal uso de las cuentas digitales tanto de bancos tradicionales como de los eminentemente digitales, como Brubank o Rebanking, dos de los que se sumaron a las inhabilitaciones. Por el efecto de la cuarentena y el cobro de prestaciones sociales, por ejemplo, Red Link informó que se abrieron cerca de 800.000 en solamente dos días del mes pasado.

 

Sucedió que, entre esos cientos de miles de cuentas, que se pueden abrir desde casa mientras se ingrese una serie de datos biométricos, hubo algunas en las que se detectaron supuestos movimientos inusuales en pesos y en dólares. Es decir, se intuyó que se utilizaban para comprar dólares para un tercero, es decir, que actuaban de “coleros” a cambio de una comisión, pero esta vez desde el celular o desde la computadora.

 

Fuente: es-us.finanzas.